Escucha esta nota aquí

El Fondo Monetario Internacional-FMI remitió hoy una carta al Gobierno de la Presidenta Jeanine Áñez reiterando que el crédito de $us 327 millones, es sin condicionamiento alguno y que está destinado exclusivamente a enfrentar la pandemia del Covid-19 que azota a las familias bolivianas.

“El apoyo financiero no está sujeto a condicionalidad ex post ni a los exámenes del directorio ejecutivo que forman parte de los programas respaldados por el FMI. La expectativa es que los recursos asignados en el marco del Instrumento de Financiamiento Rápido-IFR se destinen a afianzar el sistema de salud de Bolivia”, aclara la carta del FMI firmada por Alejandro Werner, director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI.

“Deseo asegurarle que el FMI está comprometido a ayudar a Bolivia y a todos los países miembros a enfrentar la pandemia y a proteger a la población más vulnerable de la sociedad que se encuentra más expuesta al contagio”, señala la carta remitida al Ministro de Economía y Finanzas Públicas a.i. José Abel Martínez.

En ese sentido, el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas aclaró que la asistencia otorgada bajo el Instrumento de Financiamiento Rápido del FMI, no está condicionado al cumplimiento de ninguna medida económica por parte del Gobierno.

Asimismo, precisa que el crédito es un apoyo presupuestario de libre disponibilidad para el Estado boliviano que en el marco de la soberanía que tiene el país, podrá ser destinado conforme las prioridades de atención a las obligaciones del Gobierno con la población.

Hasta la fecha, el FMI concedió este tipo de asistencia de emergencia a 72 países, siendo Bolivia uno de ellos, con el objetivo de atender las diversas necesidades relacionadas con gastos fiscales de emergencia para mejorar la atención de salud, apoyo social y otras medidas de alivio.