Escucha esta nota aquí

Franco Urquidi es uno de los hombres fuertes del Banco Bisa. Desde la vicepresidencia de Negocios de la entidad financiera explayó que este año se abocarán a fortalecer la agenda productiva del país desde su sector y dando a los empresarios el lugar que les corresponde como protagonistas de la economía.

_¿Cómo cerró Banco Bisa la gestión 2019?
A pesar de dificultades a fin de año cerramos bien la gestión. Logramos revertir el momento complicado de octubre y noviembre cuando muchas empresas y personas naturales sufrieron el embate de la situación; no vendían, no cobraban. Eso generó condiciones para no enfrentar sus pagos de manera adecuada. Pero eso pasó. 

El banco atendió rápidamente a esa clientela que necesitaba apoyo, extensión de plazos de manera flexible, no burocrática, eficiente y eficaz.

_¿Y cuál fue el resultado de esa reacción inmediata?
Eso ayudó mucho de tal manera que cerramos el año con un nivel de utilidades interesante y, de acuerdo al presupuesto, con un índice de mora bajo del 2,5%.

_¿En algún momento el banco se puso ‘nervioso’? ¿se lograron cumplir los objetivos?
Preocupaba la situación, pero desde un principio asumimos acciones. Tenemos una política de créditos para casos especiales que se activa automáticamente cuando en la economía se encuentra algún evento fuera de lo normal.

Esto significa dar apoyo especial al cliente; con extensiones de plazo, flexibilidad en sus pagos, diferir sus pagos, entre otras acciones. Así puede reacomodarse en una situación que estuvo fuera de control y que no era atribuible al cliente. Dio excelentes resultados. Hubo utilidades por un poco más de $us 34 millones después de impuestos; cumplimos nuestros objetivos.

_¿Cuál es el comportamiento de los clientes en el tema de depósitos?
Por la crisis de octubre y noviembre, a fines de 2019, hubo una tendencia a la baja de depósitos en el sistema. Pero en nuestro caso, tuvimos un efecto positivo y contrario. De hecho, subimos los depósitos en esos días. 

Quizás porque muchos agentes económicos percibieron que nuestro banco es un buen cobijo financiero. Les daba seguridad y los depósitos en esos días críticos se incrementaron y se cumplió la meta anual de captación de recursos del público.

Nuestra cartera creció alrededor de $us 140 millones. Sumada a nuestra cartera directa con nuestra cartera contingente, el banco alcanzó los $us 3.320 millones de cartera y contingente, lo que nos da el segundo lugar de participación nacional.

_¿Cómo van a cuidar al cliente en un año de posible congelamiento económico por elecciones y cambio de Gobierno?
Queremos cuidar las inversiones de nuestros clientes. Tenemos que seguir apostando por el país, invirtiendo y permitiendo a los empresarios a tener acceso al capital porque es la manera de tener activa una economía y generar negocios. 

Debemos que actuar de manera contracíclica. Si el crecimiento baja con mayor razón tenemos que dar empuje a la economía para ayudarla a crecer. Nuestra visión es no retroceder.

_Luego de la crisis en el país, ¿qué le depara al sistema financiero boliviano, según usted?
El país atravesó peores crisis financieras en el pasado. Es un momento de inflexión. Ya se nota en los primeros días del año, una recuperación importante en el sistema financiero.

En el caso nuestro, programamos un crecimiento importante de cartera para este año de al menos $us 150 millones de crecimiento en el sector productivo, microempresarial, pequeña y mediana empresa, personas naturales y gran empresa.

_El Gobierno apunta a incentivar la exportación para mejorar los índices económicos, el sistema financiero y las Reservas Internacionales, ¿cómo se puede promover este tema?
Es de las actividades que más apoyamos. Al ser un banco que tiene 67% de su cartera en el sector productivo, debemos entender que existe un fuerte componente de productores pequeños, medianos y grandes en sectores como el agrícola, agroindustria o manufactura que exporta. Ojalá se den las condiciones para que exporten aún más. Tenemos apoyo especializado en comercio exterior para financiar exportaciones.

_¿Qué debería cambiar para mejorar el sistema financiero en el país dentro de las normativas que se están dando?
Estamos dedicados a hacer nuestro trabajo y a cumplir las normas. La banca es un negocio delicado. Trabajamos con el dinero del público, eso requiere el mayor de los cuidados y celo al administrar los recursos. Así será, independiente de qué gobierno esté en funciones. Nuestro deber es contribuir en el desarrollo y eso es lo que hacemos cuando planificamos, un importante crecimiento en cartera para este año.

Perfil

Paceño. Estudió la carrera de Administración de Empresas con especialidad en Managment y Maestrías para el Desarrollo. Vivió en EEUU donde estudió en la Universidad de Louisville de Kentucky y la Universidad Internacional de Florida. Tiene 33 años de experiencia en la banca. Pasó por cuatro instituciones financieras y desde hace 11 años es parte del Banco Bisa.