Escucha esta nota aquí

Mario Ignacio Anglarill Serrate, gerente general de la empresa de alimentos Sofía Ltda., habla de los desafíos que representó la pandemia para la industria de alimentos. Además, del impacto en su plan de inversiones.

_¿Cómo afrontó la pandemia la empresa Sofía y qué cambios aplicaron?
Tuvimos que enfrentar varios retos para seguir operando, brindar confianza al personal y aplicar todas las medidas de bioseguridad, extremando esfuerzos. Asimismo, tener ‘personal de backup’, incrementar turnos de trabajo y aumentar el número de vehículos alquilados para el transporte, porque el horario era reducido. Fue muy complicado, pero consideramos que Sofía cumplió con su pueblo a escala nacional.

_Tuvieron que incursionar en el canal digital...
Sí, el canal de venta digital nació con la pandemia. Si bien antes hacíamos distribución a domicilio con pedidos por teléfono, hoy tenemos página web, y la idea es que siga creciendo.

_¿Se dio la oportunidad de invertir en este año pese a la crisis sanitaria y económica?
Sí, hicimos inversiones, pero lógicamente mucho menores a las que teníamos planificadas.

_¿En qué porcentaje menores?
No le sabría decir, pero mucho menor porque; para empezar, no había cómo construir, los técnicos no podían llegar del extranjero a hacer montaje. Entonces, nos atrasamos en nuestras inversiones, pero esperamos concretar en el próximo año.

_¿Hacia dónde irán dirigidas esas inversiones? ¿abrirán más tiendas de ‘Sofía al paso’?
Sí, la idea es seguir creciendo y estar cerca de nuestra gente.

_¿Alistan nuevos productos?
Sí, con la pandemia continuamos con el desarrollo de productos. Claro que debido a la pandemia se cambió un poco el foco porque hasta hacer pruebas es difícil, desarrollarlas o importar insumos. Todo se dificulta y es más lento, pero se terminó de hacer las líneas que estaban por salir y se incorporaron algunas nuevas, que se podían hacer acá. Sacamos nuevos productos como el medio lechón y el cochinillo segoviano.

_¿Crecieron debido a la demanda de alimentos o se mantuvo el negocio?
No creo que 2020 fuera un año de crecimiento, por más que sean alimentos. La crisis redujo el consumo. Tuvimos caídas de entre un 50 y 70% en algunas líneas. Fue un año de tratar de mantenerse lo mejor posible.

_¿Siguen las operaciones de Sofía en Argentina?
Sí, continúan las operaciones. Es otra empresa diferente la que tenemos en Argentina.

_¿Han pensado en invertir en otros países? ¿quizás Paraguay tomando en cuenta la avanzada de empresas cruceñas en Asunción?
No, Sofía ni nadie de la familia tiene algo en Paraguay. Nosotros visitamos el país como empresarios, pero no hicimos nada.

_¿Cómo se logra ser Empleador Líder en un año tan complicado como éste?
Es un trabajo de muchos años. Desde que mis padres fundaron la empresa siempre se buscó que el personal esté feliz. Este año se desarrollaron acciones para que los colaboradores se sientan bien, que confíen en el líder y en la compañía.

Comentarios