Escucha esta nota aquí

Durante la primera jornada de pago del Bono Universal, el malestar y las quejas se hicieron presentes por parte de los vecinos que reclamaban por la lentitud en la atención de las entidades financieras para el pago de bonos, sueldos y rentas. En un principio se apuntó a una caída del sistema; sin embargo, el ministro de Economía, José Luis Parada, aclaró que esta demora se debe a que hubo una saturación en el ancho de banda existente en Bolivia que llevó a que el servicio tenga una menor velocidad.

"No se cayó el sistema, sino que el ancho de banda en el país es de 40 megas y hoy (5 de mayo) estaba en 39,3 megas. Eso significa que está al limite, por eso el sistema ese mostró lento. Se anunció que habría saturación y por eso pedimos paciencia", sostuvo la autoridad.

Parada también apuntó que los ciudadanos  pueden cobrar los bonos gestados en la emergencia sanitaria durante un lapso de 90 días desde el comienzo del pago y, al igual que las autoridades de salud, manifestó su preocupación por las aglomeraciones que se presentan, pese a la instructiva de tener distanciamiento social y la regla de circular y acudir a las entidades respetando el último dígito de la cédula de identidad.

En este sentido, entidades como el Banco Unión optaron por ampliar durante una hora la atención en sus agencias y sucursales (en lugar de cerrar su puertas a las 12:00 lo hicieron a las 13:00). Además, para dar respuesta a la creciente afluencia de ciudadanos, el Estado dictó la ampliación de horarios de atención de la banca, a partir del 11 de mayo será de 07:00 a 15:00.

Por otro lado, desde el inicio de la cuarentena se disparó el uso de internet por parte de los usuarios y hogares. El consumo se centró con fines educativos, laborales, comerciales y de entretenimiento, lo que llevó a las empresas de telecomunicaciones a iniciar campañas referidas al uso responsable de la red.