Escucha esta nota aquí

El Gobierno está preparando un cambio de timón en los créditos de vivienda social y alista un nuevo producto que irá dirigido a la población que gana menos de tres salarios básicos (Bs 6.300 para abajo) y para aquellos que han sido marginados en los anteriores programas.

Vladimir Ameller, viceministro de Vivienda, explicó que este producto beneficiará a gente asalariada y no asalariada, siempre y cuando puedan demostrar un flujo económico y documentar sus ingresos anuales.

Agregó que este grupo podrá acceder a dos tipos de créditos: el primero consiste en un préstamo de hasta Bs 150.000 para la construcción de vivienda (a su gusto). La segunda opción se trata de un crédito de hasta Bs 70.000, para la refacción y mejoramiento de las viviendas. 

Ameller señaló que otra particularidad de este nuevo producto consiste en que estará apoyado por las entidades financieras pequeñas y medianas, ya que considera que son los que mejor conocen a este segmento de la población.

Estamos hablando de un producto dedicado para la gente que no ha podido calificar nunca a los estándares que pide la banca para acceder a un crédito de vivienda social. Ahora, este grupo podrá acudir a una cooperativa de ahorros, pedir un crédito sobre la base de una garantía que dará el Estado, a través de un fondo de Bs 500 millones que servirá de respaldo”, informó Ameller a EL DEBER. 

El viceministro agregó que estos créditos estarán sujetos a un interés del 5,5% anual y tendrán un plazo de 20 a 30 años, dependiendo de la edad de la persona que solicite el préstamo. 

“En estos días nos vamos a reunir con todas las instituciones que agremian a la banca pequeña (Asofin y Cooperativas) para luego ver la fecha del lanzamiento de este nuevo producto”, concluyó.