Escucha esta nota aquí

Un reglamento especificará a quiénes beneficiará la Ley de diferimiento del pago de créditos, promulgada anoche por la presidenta Jeanine Áñez. El Gobierno anticipa que la gran mayoría de los sectores en el país se beneficiarán de la disposición.

En conferencia de prensa, desde la Casa Grande del Pueblo, el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, resaltó que es la tercera vez que se posterga la cancelación de las obligaciones que la población adquirió con entidades bancarias, mismas que serán convocadas para analizar el alcance de la medida.

Afirmó que el Ejecutivo será “responsable” de especificar los beneficiarios, pero recalcó que serán “las familias más necesitadas”, recordando, sin embargo, que hay grandes emprendimientos productivos que no pararon durante la emergencia sanitaria por el Covid-19.

“Hay que llevar adelante el diferimiento de manera inmediata, hay empresas grandes que no han dejado de trabajar, no se les puede poner en la misma bolsa, hay personas que no ha dejado de trabajar, será una reglamentación la que defina a quiénes llegará, porque la gran mayoría necesita el diferimiento”, afirmó el titular.

Recalcó que será el Ministerio de Economía la instancia que convoque a las entidades financieras y a otros sectores para consensuar la reglamentación de la ley, que contempla “el diferimiento automático del pago de las amortizaciones de crédito a capital e intereses y otro tipo de gravámenes del sistema crediticio nacional, desde la declaratoria de emergencia por la pandemia del coronavirus al 31 de diciembre”.

Núñez dijo que “está claro quienes luchan por la vida y quienes se dedican a bloquear”, anticipando que se evalúan las otras normas aprobadas por el Legislativo, que benefician a la población, para promulgarlas si no son contrarias a la Constitución.