Escucha esta nota aquí

El Gobierno nacional aprobó el Decreto Supremo 4722 que asigna más de Bs 842,8 millones, provenientes del Tesoro General de la Nación (TGN), a favor de la Empresa Boliviana de Alimentos y Derivados (EBA) y la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa) para incrementar la producción y diversificar la industrialización de alimentos.

“A través de un DS autorizamos el aporte de capital de Bs 842,8 millones provenientes del TGN para ampliar la capacidad de producción de las plantas procesadoras de nuestras empresas @ebabolivia y #Emapa. Vamos a ampliar las plantas de lácteos de Achacachi y de Challapata. También implementaremos una planta procesadora de derivados de almendra, una industria de productos del #Chaco, una planta procesadora de papa en #Chuquisaca y una planta de transformación de subproductos de soya en San Julián, #SantaCruz”, escribió el presidente Luis Arce, en su cuenta de Twitter.

Con motivo del anuncio, el ministro de Desarrollo Productivo y Economía Plural, Néstor Huanca, afirmó que con esta medida el Gobierno nacional está demostrando que se va a profundizar el proceso de industrialización en Bolivia. Refirió que se asignará recursos por Bs 256,5 millones a EBA y Bs 586,3 millones a Emapa, destinados a la ampliación de la capacidad de producción de las plantas de procesamiento de alimentos y a la implementación de nuevos proyectos para la diversificación de la industria de alimentos.

A decir del ministro, todo el aparato estatal continúa trabajando en el fortalecimiento y la reactivación del aparato productivo, en la reactivación de la economía nacional y la profundización del proceso de industrialización. “Nuestra prioridad es producir para garantizar la soberanía alimentaria y dar valor agregado a nuestros recursos naturales”, remarcó Huanca.

Detalló que EBA ampliará la planta de lácteos en Achacachi, en La Paz, con una inversión de Bs 45,4 millones, para duplicar su capacidad productiva de 20.000 a 40.000 litros de leche por día. “Estamos procesando leche blanca, saborizada, leche chocolatada, yogurt, queso, queso fundido, bebidas lácteas y con esta ampliación vamos a implementar la línea de leche deslactosada, light y leches saborizadas. Los beneficiados con esta ampliación ascienden a 1.926 productores”, mencionó el ministro.

En el caso de EBA, expuso que ampliará la planta de procesamiento de lácteos Challapata con Bs 45,4 millones, para incrementar su capacidad de 13.000 a 33.000 litros por día para procesar leche deslactosada, light y saborizada, beneficiando así a las asociaciones productoras de la región.

Huanca añadió que EBA también ampliará la planta procesadora de derivados de almendra en Viacha con una inversión de Bs 24,6 millones para potenciar su capacidad productiva para procesar de 100 toneladas a 250 toneladas por mes. “La planta procesa productos de galletas de salvado de trigo, avena y surtido, granos fraccionados, barras de cereal, envasado de aceite de almendra, turrón con alfajor con relleno, rosca navideña, entre otros (…), vamos a implementar una nueva línea de producción de chocolatería y una mayor variedad de galletas. Se benefician más de 1.200 hermanos y hermanas que proveen materia prima para producir estos productos”, apuntó.

El titular de Desarrollo Productivo precisó que EBA implementará la industria de productos del Chaco con la construcción de una planta en predios del Parque Industrial de Monteagudo (Chuquisaca).  La industria tendrá una capacidad anual de producción 1.288 toneladas de ají, 8.845 de maní, 2.389 de algarrobo, 301 de sésamo, para obtener productos de ají, salsa dulce, salsa picante y ají en polvo, entre otros.

Plantas procesadoras de Emapa

Huanca informó que Emapa construirá una planta procesadora de papa en Chuquisaca con una inversión de Bs 161,8 millones, que tendrá una capacidad para procesar por año de 33.000 toneladas para producir papá pre-frita congelada, puré, hojuelas y almidón de papá y va beneficiar a más de 5.645 productores de la región.

Asimismo, dio cuenta de que Emapa invertirá Bs 424,5 millones para la construcción de una planta de transformación de subproductos de soya en el municipio de San Julián (Santa Cruz). Esta industria producirá harina de soya solvente, cascarilla de soya, aceite crudo y aceite refinado, en beneficio de 945 productores.

“Uno de los grandes desafíos del Gobierno nacional es que ahora en Bolivia, si bien producimos el grano de soya, este solo está siendo industrializado por la industria oleaginosa privada. Ahora el Gobierno nacional, a través de Emapa, también va a industrializar el grano de soya”, sostuvo Huanca.

Comentarios