Escucha esta nota aquí

Está comprobado que invertir en la gente en momentos de crisis es la mejor inversión. La empresa se ocupa del bienestar, el cuidado, el atender a las necesidades de su personal y ellos, elevan su compromiso con la organización, a través del aporte y la entrega diaria. Tal vez como una forma de retribución o porque se sienten en el mejor contexto para plasmar su potencial.

En el año 2020 fue un verdadero reto para las compañías mantener o mejorar el buen clima laboral en condiciones de alta incertidumbre, problemas económicos, operativos, pandemia, cuarentena, teletrabajo y otros. Pero algunas lo lograron de manera sorprendente, incluso superando sus resultados generales de ambiente laboral hasta más de 8 puntos respecto al 2019.

El indicador de clima organizacional 2020 de los Mejores Lugares para Trabajar de Bolivia es igualmente positivo, mejoró 2 puntos respecto al año anterior, tanto igual fue el crecimiento de la cantidad de empresas en el Ranking que se avecina este 10 de marzo.  

Nada es al azar, todo esto es reflejo de que en nuestro medio existen empresas resilientes, con culturas fuertes, de valores firmes y propósitos que salen a flote hoy más que nunca.  Compañías que no se paran ante la adversidad, sino que se aferran al talento interno, al potencial personal, al liderazgo estratégico, pero también de cercanía, a la innovación permanente y a la transformación como una constante. Han descubierto que juntos y sumando a todos pueden superar los obstáculos más rápido y mejor.

Es en este contexto que Great Place to Work estará premiando a las empresas que se han destacado en esta titánica labor y junto al apoyo del Grupo EL DEBER promotor de ambientes de alta confianza, este Ranking será publicado en un especial de Dinero el próximo 16 de marzo.

Comentarios