Escucha esta nota aquí

Una nueva iniciativa de consumo responsable y que vela por la erradicación del trabajo infantil, las labores forzosas y la discriminación se introduce en la agenda del sector público y privado, misma que se plasma con el impulso de la certificación 'Triple Sello' y una campaña que le hace un guiño a las empresas que operan en Bolivia.

Según los promotores de estas acciones, el Triple Sello es un conjunto de normativas y acciones dentro de las empresas para eliminar el trabajo infantil de la cadena productiva del sector privado y busca insertarse en los programas de responsabilidad social del empresariado.

Empresas agroindustriales como Unagro y Guabirá son parte de las actividades y plasmaron el Triple Sello en sus productos, asunto que también permite comercializar azúcar y etanol en mercados del exterior. A esta campaña se suman Unicef, la Gobernación de Santa Cruz, el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) y la Fundación Infancia Digna (INDI).

La responsable del Plan Departamental de Erradicación del Trabajo Infantil de la Gobernación, Lidia Mayser, sostuvo que se apunta a generar un cambio de actitud de la población boliviana, que identifique el símbolo del Triple Sello en las bolsas de azúcar, que son la única industria certificada en Bolivia. Además, convocó a los vendedores a dar información al consumidor sobre este asunto.

A su turno, la jefa de Protección de la Niñez y Adolescencia de Unicef, Virginia Pérez, instó a la población a tomar en cuenta la producción de estas empresas, ya que esta fue elaborada en conciencia, sin trabajo infantil y explotación. "Si las empresas son responsable, debemos escoger estos productos", enfatizó.

El presidente de Guabirá, Mariano Aguilera, explicó que, en conjunto con la Unión de Cañeros Guabirá (UCG), implementaron un programa con inversión conjunta para llevar adelante la certificación Triple Sello y que fue un desafío para concienciar a los proveedores de caña sobre este escenario.

“El Triple Sello es la base para tener la Certificación Internacional Bonsucro (Better Sugar Cane Initiative – Iniciativa para una Mejor Caña de Azúcar)”, resaltó Aguilera.

Para Juan José de Hoyos, líder de la Fundación INDI, la pandemia del Covid-19 y el consiguiente impacto económico, está afectando los medios de vida de las personas, crisis que puede empujar a niños y niñas al trabajo infantil, pero “cada vez que alguien compra un kilo de azúcar certificada conlleva a que los niños no trabajen y se aboquen a otras labores como la estudiantil.

El presidente del IBCE, Pedro Colanzi, enfatizó el lanzamiento de la campaña de 'Consumidor Responsable' para promocionar el Triple Sello en los mercados y fomentar el consumo de productos certificados como el azúcar de Guabirá y de Unagro, dando a conocer a la sociedad que estos productos son socialmente responsables y que estas empresas trabajan para asegurar la educación de los niños y mejorar las condiciones de vida de sus familias.