Escucha esta nota aquí

La petrolera Total Bolivia, operadora de la planta de procesamiento de gas natural Incahuasi (Santa Cruz), paralizó la producción gasífera hasta nuevo aviso debido a la emergencia por incendios forestales aledaños a esa instalación industrial.

Según reporte oficial de la petrolera francesa, se dejaron de procesar 11 millones de metros cúbicos por día (MMm3d) de gas natural.

“Se está realizando una evaluación detallada de la integridad de la planta, así como del perímetro que la circunda, con la finalidad de definir las acciones necesarias que permitirán el reinicio de las operaciones normales bajo las normas y prácticas prudentes de la industria y de los estándares de seguridad del grupo Total”, mencionó una fuente oficial de la compañía.

Desde 2018 el megacampo Incahuasi se convirtió en el tercer productor de importancia de gas natural en Bolivia y desplazó al campo San Alberto en el departamento de Tarija que está en declinación.

Aporta con el 15% al total de la producción nacional de gas natural después del megacampo Margarita-Huacaya con el 31% y el campo Sábalo con el 24%.

Ayer, miércoles, un incendio forestal en cercanías de la planta de gas natural Incahuasi encendió la alarma para que sus ejecutivos instruyan la puesta en marcha de todos los sistemas y procedimientos de seguridad.

“Debido al incremento del viento, parte del incendio se acercó a algunos sectores de la planta, siendo activados los sistemas de seguridad y parada la producción. A su vez, este procedimiento inició el sistema para la eliminación del gas por la antorcha de la planta, que es habitual en estos casos”, menciona el informe de Total.

Por ahora se mantiene la vigilancia a través de drones y cámaras por parte de personal capacitado de la compañía para estas situaciones.