Escucha esta nota aquí

Luego de algunas semanas sin actividad debido a la cuarentena, el mercado inmobiliario cruceño retomó sus actividades con ciertos cambios. Se produjo una caída de hasta un 30% en el valor de los alquileres con respecto a los meses previos al confinamiento, según algunos de los actores del sector.

A decir de Oliver Viera, director nacional de RE/MAX Bolivia, el valor de los arrendamientos de casas ha disminuido entre un 10 y 15%. En tanto, el precio de los alquileres de los departamentos se redujo alrededor de un 5%.

En tanto, Pablo Quiroga, director de Century 21, estima que el monto de los alquileres de inmuebles ha disminuido un 10%. “Lo que sí ha caído bastante es la demanda de locales comerciales y oficinas, por ende, los precios, hasta un 20%”, expresó.

Quiroga explicó que los locales comerciales y oficinas se han visto afectados por el home office y el delivery, mientras que las propiedades residenciales por el desplazamiento de personas hacia zonas donde hay centros de abastecimiento cercanos.

Según Quiroga, otro factor que ha incidido en la demanda de arrendamientos es la migración. “Hay gente que vive en departamentos y ahora busca casas, aunque sean pequeñas, pero con jardín, para que sus hijos tengan dónde distraerse”, dijo.

Por su parte, Claudia Rodríguez, titular de la Cámara Inmobiliaria de Santa Cruz, estima la disminución de los precios de los alquileres de inmuebles (casas, departamentos, oficinas y locales comerciales) en un 30%.

Muchas empresas, según Rodríguez, están optando por trasladarse a espacios más pequeños, ya que su personal está trabajando desde sus casas.

En esa misma línea, Gabriela Villegas, agente de Cocogroup Bienes Raíces, señaló que todos los arrendamientos han bajado de precio. Por ejemplo, los de $us 500 se ofertan en $us 400. Y en su caso, ha cerrado más transacciones de anticrético durante la cuarentena.

Franz Rivero, CEO de la Corporación UNO, indicó que, si bien existe una tendencia general a negociar los alquileres ya colocados antes de la cuarentena, los nuevos están siendo ofertados con alguna diferencia de precio.

A Rodrigo Knebes, country manager del portal infocasas.com.bo, le parece extraño que la alta de demanda de alquileres empuje a los precios hacia abajo de las casas y departamentos. “Puede darse en casos aislados. Lo que sí hay es un poder de negociación que favorece a la persona que goza de liquidez”, sostiene.

En lo que sí existe una caída considerable, es en los valores de arrendamientos de los locales comerciales y oficinas (entre un 40 y 50%), asegura Knebes.

“He llegado a escuchar que hay casos en los que hay descuentos de hasta un 100%; es decir, los propietarios están dando los seis primeros meses gratis a sus inquilinos, siempre que firmen un contrato de dos años. Esto para evitar gastos de manteamiento y pérdida de atractivo”, explicó Knebes.

En Santa Cruz, según Julio Cronembold, gerente comercial de UltraCasas, la variación de los precios de alquiler por m² en los últimos 30 días (entre el 15 junio y el 15 de julio), comparados con inicios de año, antes del Covid-19, es de menos del 4%; es decir, que en promedio si el m² estaba en $us 10, ahora está en $us 9,6.

El impacto en las ventas

De acuerdo con los datos de RE/MAX Bolivia, el año pasado el precio promedio de las casas que vendieron en Santa Cruz fue de $us 155.000, mientras que en la actualidad el valor promedio de las casas que ofertan es de $us 132.000. “La caída de precios ha sido un poco más del 10% de lo que estimamos”, expresó Viera.

En tanto, el precio promedio de los departamentos que la firma comercializa bajó a $us 70.000, desde un promedio de $us 82.000. En el primer semestre de 2020, RE/MAX registró un 23% menos de transacciones de ventas de casas en Santa Cruz, con respecto a igual periodo del año pasado.

A decir de Quiroga, las ventas no se han frenado, pero se están cerrando más transacciones de inmuebles alejados del centro de la ciudad (del octavo anillo para afuera, sobre todo en la zona norte), debido al precio más bajos de esas propiedades.

Hasta antes del confinamiento, Century 21 registraba el 70% de sus transacciones de ventas de inmuebles entre el segundo y octavo anillo y el restante (30% ) pasando el octavo anillo (sobre todo zona norte), mientras que, en la actualidad, los porcentajes son 55% y 45%, respectivamente.

Según Knebes, existe una tendencia a la baja en compras de casas, pero esa situación no ha causado que los precios bajen drásticamente (estima un 10% o menos). “Muchas personas que han tenido buenos ingresos durante la pandemia están invirtiendo en bienes raíces”, dijo.

Para Rodríguez, en la actualidad los compradores son los que tienen la ventaja, ya que son los que puede decir: “tengo tanto dinero para pagar”. En el caso de Villegas, ha logrado cerrar más ventas de terrenos.

En lo que resta del año

Para Viera, la demanda de alquileres continuará alta, debido a que hay gente que quiere abaratar sus costos o ha tenido que posponer la compra de un inmueble, debido a menores ingresos.

A decir de Quiroga, habrá un mercado mayor de oferta de venta de muebles, que beneficiará a las personas que disponga de recursos en efectivo. Por su parte, Rodríguez prevé que el comportamiento actual del mercado se mantenga hasta fin de año y que para 2021 el sector retome el ritmo que presentaba hasta antes del confinamiento.

En tanto, Knebes aseguró que el sector inmobiliario es uno de los primeros que comienza a recuperarse cuando una economía muestra señales de mejoría y estima que pronto volverán los precios de antes del confinamiento.

“Creo que los precios irán bajando más a medida que los propietarios de viviendas y oficinas vean que les está costando más alquilar. En el segundo semestre de 2020 vamos a tener en promedio un menos 7% de variación”, manifestó Cronembold.