Escucha esta nota aquí

Javier Parra es especialista en agricultura de cultivos protegidos en invernaderos donde las condiciones son controladas. Llegó al país de la mano de Multi Seeds, aliado comercial de Rijk Zwaan en Bolivia, empresa holandesa dedicada al mejoramiento de semillas de hortalizas a escala mundial. Está en la vía de la producción de cultivos orgánicos, de la agricultura sostenible y responsable.


- ¿Cuál es la tendencia mundial de la horticultura?

Lo que se ha visto en muchos países, de manera general, es que la pandemia exacerbó el deseo de las personas de alimentarse cada vez mejor. La gente está cada vez más preocupada por alimentarse de manera saludable y eso no quiere decir otra cosa que más frutas y más vegetales (verduras), es lo que hoy buscan los consumidores. Hoy ha tomado mucha fuerza y es una tendencia la línea ‘snack’, las minihortalizas, porque las personas cada vez tienen menos tiempo para preparar los alimentos, los quieren casi listos para consumir.

Otra tendencia también muy fuerte es la línea de ‘conveniencia’, que son productos que son de muy fácil preparación. Por ejemplo, una bolsa con una mezcla de lechugas, de diferentes hojas, desinfectadas y cortadas y que solamente es abrir el empaque y colocando algún complemento u aderezo está la ensalada. Eso no va a tomar más de cinco minutos en la preparación.
Hoy en día vemos, de manera general, que la gente está consumiendo más vegetales y que se preocupa por la trazabilidad y, algo muy importante, exige certificaciones y sellos medioambientales. La demanda de productos orgánicos también está tomando importancia y ha crecido bastante, por eso, Rijk Zwaan está apostando por un portafolio bastante amplio en semillas orgánicas en los mercados a escala global.

_ En tiempos de crisis alimentaria, profundizada por el conflicto armado en Ucrania, ¿cuál es la oportunidad que se presenta para el sector agrícola, en general, y hortícola, en particular?
Es una pena lo que pasa en Europa porque nos está afectando a todos. Son abastecedores muy importantes de materias primas para fertilizantes, en especial NPK (nitrógeno, fósforo y potasio) que son la base para hacer la mayoría de fertilizantes que se usan en la agricultura. Eso está afectando a todo el planeta y, por supuesto, a nosotros (países latinoamericanos) que somos dependientes de estas materias primas para la producción de alimentos. Ucrania es productor importante de trigo y girasol y creo que hay una oportunidad para nuestros países para crecer en estos cultivos. En el ámbito de la horticultura no veo realmente que existe oportunidad porque no importamos productos hortícolas de esta región ni tampoco exportamos, pero seguramente que, si nos damos a la tarea de buscar oportunidad de exportación, de pronto, algunos productos hortícolas menos precederos, como tomate, pimentón, papa y otros, tengan oportunidades para crear mercados de exportación. Siempre existen las oportunidades.

_ ¿Cuál es la importancia de apostar por cultivos protegidos con semillas de alta gama?
Este es el futuro de la agricultura, el futuro de la alimentación y, por supuesto, el futuro del planeta y de la raza humana. Cada vez serán más bocas para alimentar y tenemos que ser más eficiente en la producción agrícola, debemos producir más en menos áreas y con menos recursos o recursos escasos. Y eso se consigue mejorando los sistemas de producción e incorporando nuevas tecnologías. En el caso de la horticultura esto solo se consigue con semillas de alta calidad y productivas y que sean más resilientes a condiciones climáticas adversas. El mejoramiento de Rijk Zwaan está enfocado en estas direcciones, en obtener variedades de hortalizas que, además de ser atractivas, agradables y gustosas para el consumidor, sean mucho más resistentes a ciertas enfermedades y que sean más resilientes a las condiciones cambiantes del ambiente y que tengan mucha más duración postcosecha. 

_ Entonces, ¿cuál es el camino a seguir en cuanto a producción agrícola (cultivos orgánicos, protegidos u transgénicos)?
Creo que es muy difícil decir que alguna de esas tres es la vía. Yo creo que la respuesta incluye las tres y otras opciones. Personalmente, apuesto por una agricultura sostenible y responsable, donde se busque y la tendencia sea utilizar la menor cantidad posible de plaguicidas de origen sintético y de origen químico. Eso está en la vía de cultivos orgánicos.
La otra opción -cultivos transgénicos- hasta hoy no conozco ninguna variedad transgénica de hortalizas. La agricultura de cultivos protegidos en invernaderos donde las condiciones son controladas es la agricultura del futuro. Vemos que cada vez está creciendo en muchos países y que cada vez son más las áreas de cultivos protegidos. Cada vez son más los empresarios agrícolas que optan por sistemas de producción. 

_ ¿Usted ve viable, como negocio, la horticultura en el sistema productivo de Bolivia?
Sí. Yo creo que, en cualquier país, no solo en Bolivia, siempre la horticultura será un buen negocio, obviamente se debe tener en cuenta bases importantes, que el emprendimiento se haga con una visión de organización empresarial. Con este tipo de concepto va a tener éxito. Eso supone tener costos moderados y trabajar en investigación de mercado a fin de determinar si hay una demanda u necesidad insatisfecha para determinar lo que necesita el consumidor. La horticultura es un negocio rentable y con mucho futuro, teniendo en cuenta lo dicho anteriormente. 

_ Dada su experiencia en el sector hortícola, ¿en qué nivel posiciona a Bolivia y qué debe corregir para optimizar la producción en este ámbito?
Bolivia tiene un importante camino por recorrer, y creo que debe dar pasos más acelerados en el desarrollo de la horticultura porque el mercado está demandando productos cada vez más saludables que provienen de la horticultura.
Es muy importante que Bolivia siga adoptando nuevas tecnologías, que introduzcan más semillas porque de esa manera va a seguir avanzando y creciendo. Tienen que apostar por desarrollar sistemas productivos eficientes y productivo porque de otra forma no van a poder aspirar a producir para mercado externos. Deben mecanizar la producción.

PERFIL

Javier Parra es ingeniero agrónomo egresado de la Universidad del Tolima en 1995. Es especialista en Horticultura Protegida de la Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano. Trabajó en la industria de semillas de hortalizas y como jefe de compras para cadenas de supermercados y en el sector de vegetales precortados. Actualmente, es especialista de producto en la empresa holandesa Rijk Zwaan.

Comentarios