Escucha esta nota aquí

El volumen de llegada de diésel a Santa Cruz permanece constante. Tuvo altibajos, pero ahora se mantiene estable, con cerca de 2.800 m³ al día. Así lo aseguró Eduardo Coco, director distrital de la Agencia Nacional de Hidrocarburos en Santa Cruz.

“En realidad, es bueno comentar que nunca faltó diésel. Hubo un tema crítico por declaraciones infundadas de que se acabaría el combustible. Esto provocó que la gente se desespere y corra a comprar a las estaciones de servicio”, sostuvo. 

A pesar de las palabras de Coco, hasta la semana pasada cientos de choferes peregrinaban en Santa Cruz buscando el carburante. Además, responsables de surtidores indicaron que estaban recibiendo una menor cantidad del combustible.

En un recorrido realizado por EL DEBER la mañana de este lunes, se constató que las filas para comprar diésel habían desaparecido de las estaciones de servicio y que YPFB había entregado una mayor cantidad del producto a éstas, según algunos responsables de surtidores.