Escucha esta nota aquí

La Cámara Agropecuaria del riente (CAO) pide al Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) agilizar el proceso de garantía y respeto a la propiedad privada en los ocho predios productivos ocupados de forma irregular. El pedido asoma después de que la organización productiva vertiera una declaratoria de emergencia y pidiera la intervención del presidente Luis Arce para frenar este tipo de acciones que, según la organización productiva, atenta contra la seguridad alimentaria, las inversiones privadas, la estabilidad laboral y la reactivación económica.

Así, según el vicepresidente de la CAO, Freddy García, las tomas ilegales de los predios, en algunos casos con uso excesivo de violencia, forzó a los propietarios a paralizar la producción agrícola o pecuaria por la falta de certidumbre y riesgos para desarrollar su actividad. Atribuye que la falta de garantía y vulneración de derechos a la seguridad jurídica pone en riesgo la seguridad alimentaria porque las víctimas de los predios tomados dejaron de producir.

Apremia que el INRA acelere los tiempos para garantizar la seguridad jurídica de los predios tomados y así no comprometer la seguridad alimentaria, las inversiones en las propiedades y evitar desenlaces fatales entre los que defienden sus tierras y los que pretenden apoderarse de ellas de forma irregular”, razonó García.

El sábado 18 de septiembre, en el Núcleo 53 de la comunidad El Carmen, ubicada entre el municipio de El Puente y San Julián, se registraron enfrentamientos entre interculturales y productores en diez propiedades con cultivos de soya y girasol. En esa oportunidad, Juan Montaño al tratar de defender sus tierras recibió cuatro impactos de arma de fuego al igual que el trabajador Pascual Corma.

Frente a estos acontecimientos registrados, el sector productivo de Santa Cruz se declaró en estado de emergencia. El presidente de la CAO, Óscar Mario Justiniano, pidió al presidente del Estado, Luis Arce, intervenir para frenar de forma inmediata este tipo de acciones antes que la violencia se desborde con consecuencias incalculables.  

En criterio de Justiniano, la realización de inversiones, generación de oportunidades y empleos para los más necesitados, depende en gran medida de la certidumbre para el sector agropecuario. “El mayor grado de incertidumbre es que hasta la Policía ha sido atacada con armas de fuego dejando entre sus filas a efectivos heridos de bala, destrucción de vehículos en los que se transportaba un contingente para hacer cumplir las leyes de nuestro país”, dijo Justiniano.

Días atrás, el director del INRA Santa Cruz, Adalberto Rojas, citado en ABI, informó que en Santa Cruz solo falta sanear el 10% de la tierra. De ese porcentaje, dijo que el 6% tiene conflictos, por lo que llamó al diálogo y anunció que una comisión visitará las zonas donde se registraron enfrentamientos, con el fin de propiciar soluciones, en el marco de sus competencias.

Comentarios