Escucha esta nota aquí

Sin lugar a dudas el 2020 quedará marcado en la historia de la humanidad debido a la pandemia de Covid-19. Incluso la revista Times lo ha catalogado como el peor de la historia por esa razón.

El impacto del virus ha sido tan nocivo que ha sacudido los cimientos de prácticamente todas las organizaciones en el orbe. Sin embargo; y pese a las adversidades, algunas empresas nacionales no solo se adaptaron rápido a la situación, sino que incluso realizaron inversiones desafiando a la crisis.

Por ello es que Dinero, suplemento de Economía y Negocios del Grupo EL DEBER, organizó un conversatorio en el hotel Hampton by Hilton con ocho empresarios que comandan algunas de esas compañías, para que compartan las motivaciones que los impulsaron a seguir adelante en 2020 con nuevos emprendimientos.

José Luis Camacho, presidente del Grupo Nacional Seguros explicó que, pese a la adversidad, el holding continuó con la construcción de la Clínica Metropolitana de las Américas. Un proyecto en el que están invirtiendo $us 70 millones en la primera fase (en total se destinarán $us 120 millones).

“Hemos decidido invertir en el país, en salud. Con la realidad actual nos hemos dado cuenta de que la deficiencia en este sector es muy grande. Es necesaria una alianza público-privada para desarrollar mejores condiciones de salud en nuestro país”, dijo Camacho.

En tanto, Samuel Doria Medina Monje, representante de la Compañía de Inversiones Comversa y gerente general del hotel Los Tajibos, explicó que adquirieron en más de $us 10 millones un terreno de 6.600 m² en Equipetrol, donde ejecutarán un proyecto inmobiliario. “Venimos invirtiendo desde hace varios años, nuestra visión es a largo plazo. Creemos que nuestra visión es patriótica y no solo nos enfocamos en la rentabilidad, si no en la necesidad que tiene el país de crecer”, manifestó.

En criterio del empresario Cristóbal Roda del Grupo Roda, los empresarios tienen la misión de seguir aportando a la sociedad a través de las inversiones, aunque los tiempos sean desafiantes. Recordó que fue por el impulso del sector privado la creación de la UPSA y otros emprendimientos. “No nos puede ir mal, tenemos una gran responsabilidad. Nuestra gente es nuestra mayor responsabilidad”, dijo Roda.




Mientras Luis Carlos Kinn, vicepresidente de Urubó Village, indicó que el 2020 ha sido complicado en todos los aspectos. No obstante, la compañía decidió seguir adelante con sus inversiones, porque confían en sus clientes y en sus recursos humanos, así como en su capacidad para salir adelante. Por ello, es que la firma destina $us 12 millones en la construcción de un puente de 420 metros de longitud sobre el río Piraí, proyecto en el que es socio del Grupo Roda.

Ricardo Soria, CEO de las empresas no financieras del grupo Mercantil Santa Cruz, señaló que las inversiones que realizan son de largo plazo, como la realizada en la Torre Empresarial MSC ($us 55 millones) inaugurada este año.



Para la cadena de farmacias Chávez, este año ha sido complejo. Leonardo Salvatierra, CEO de la empresa, catalogó el 2020 como de subsistencia. A pesar de la adversidad, la firma adquirió la cadena de farmacias peruana MiFarma, para fortalecer su presencia en la urbe paceña. “Generamos empleos, desarrollamos gente y formamos carácter para hacer una mejor sociedad”, dijo Salvatierra.

El comercio ha sido puntal este año. Bruno Gallardo, gerente general de Tiendas Pronto, indicó que en la construcción de su centro comercial Mia Plaza están invirtiendo $us 1,5 millones. “Creemos en el país y lo seguiremos haciendo, esa es la premisa que tenemos muchos empresarios”, sostuvo.

Aunque desafiante, el 2020 fue un año de crecimiento para Yaigo Delivery. Ariel Valverde, CEO de la firma, explicó que destinaron cerca de $us 1 millón en capacitar a recursos humanos, en marketing y tecnología. Este año, Yaigo Delivery además abrió su primera ronda de capital que valuó a la startup en $us 20 millones (la mayor de Bolivia). La compañía ya está presente en cinco países.





Planes para 2021

Para el próximo año, el Grupo Nacional Seguros ha definido un eje estratégico de trabajo que se concentrará en Santa Cruz, La Paz y Asunción (Paraguay).

En marzo, el grupo estrenará un edificio en la sede de Gobierno, fortalecerá su firma de seguros en Paraguay y desarrollará el sector inmobiliario en el vecino país. “Es un buen momento para las adquisiciones. No descartamos la compra de otra compañía en Paraguay y otra en Argentina”, dijo Camacho. Por su parte, Yaigo expandirá sus operaciones a Chile. 

Para ello, adquirió una empresa de delivery en Chile hace un mes. Asimismo, firmaron un acuerdo con Startup México para operar en ese país.

Compañía de Inversiones Comversa concluirá la construcción de su Green Tower en La Paz, una edificación vanguardista. El Grupo Mercantil Santa Cruz de las empresas no financieras pretende incursionar en el sector inmobiliario.

En los próximos años, Urubó Village también encarará nuevos proyecto y para el Grupo Roda, el 2021 será un nuevo año de “despegue”, uno más de los varios que le ha tomado vivir.

En tanto que Farmacias Chávez cuenta con un plan para proveerse de más medicamentos y cumplir con la demanda, en caso de que haya una segunda ola de coronavirus. Además, la firma seguirá invirtiendo en mejorar sus servicios.

A su vez, Tiendas Pronto pondrá en marcha un plan en el que pretende convertir a su marca Mia Plaza, en la primera cadena de centros comerciales medianos en el país. Además, construirá un mercado modelo en El Torno (Mercaton), para modernizar el sector gremial. En el proyecto destinarán $us 7 millones.

Santa Cruz es una ciudad que crece exponencialmente y creemos que seguirá siendo así. Esto nos permitió identificar un nicho de negocio”, explicó el CEO, Bruno Gallardo.


Comentarios