Escucha esta nota aquí

Aunque Luis Arce Catacora, presidente electo, señaló que, en la medida de las posibilidades, no devaluará la moneda nacional, expertos consideran que esa medida se podría aplicar en 2021.

Para estar seguro tiene que haber crecimiento económico y medidas de sustitución de importaciones y otras medidas que hemos propuesto con el fin de que no se devalúe. Lo escuché al ministro de Economía que decía que hay que devaluar, él debe tener información que nosotros no conocemos y que debe estar poniendo en riesgo la economía o aceptando una recomendación del FMI (Fondo Monetario Internacional)”, dijo Arce Catacora durante su participación en un programa de televisión.

Cabe recordar que recientemente el ministro de Economía, Branko Marinkovic, indicó que Bolivia presenta un desfase causado por el tipo de cambio y que es algo que el próximo Gobierno va a tener que encarar.

“Nos estamos volviendo poco competitivos porque nuestra moneda está muy fuerte, así que vamos a tener que devaluar en algún momento, de manera controlada, pero hay que hacerlo, de otra manera corremos el riesgo de convertirnos en un país netamente importador”, sostuvo la autoridad.

A decir de Rolando Kempff, presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), este año no es precisa una devaluación del boliviano, pero el 2021 sería posible, en función a los recursos que se tengan en reservas internacionales.

Si llega cooperación internacional, es posible que no se requiera aplicar esa medida en el corto plazo. El problema del tipo de cambio es que puede causar una gran corrida y eso no es lo queremos como empresarios”, manifestó Kempff.

Para el economista José Antonio Alberti, es necesario flexibilizar el tipo de cambio, ya que considera que el mayor error del anterior Gobierno del MAS fue ‘anclarlo’.

Alberti señaló que una vez que la economía se estabilice y comience a crecer, aunque sea modestamente, es importante que el Banco Central de Bolivia (BCB) defina la política cambiaria y no el nuevo Gobierno. Para ello, según el economista, la entidad precisa de independencia y credibilidad, las cuales en estos momentos ha recuperado.

Por su parte, Christian Aramayo, coordinador del Centro de Desarrollo Humano y Empleabilidad (Cedhe), señaló que el uso político de medidas económicas tendrá un impacto sobre la calidad de las inversiones y limitaciones al sector exportador, aunque esto será difícil de sostener, dado que Arce Catacora necesita de un tipo de cambio fijo y ello se puede mantener de esa manera solo con importantes niveles de reservas internacionales.