Escucha esta nota aquí

Una organización exitosa debe tener un modelo empresarial sólido, una estrategia inteligente y una gestión financiera perspicaz. Sin embargo, estos cimientos de la educación corporativa ya no son lo único que hace falta. Más, en una coyuntura adversa como la que se vive en la actualidad.

Según Aldana Fernández de Córdova, country manager de Great Place to Work (GPTW) en Bolivia, el camino del éxito de los líderes está evolucionando a un ritmo vertiginoso. Y es que los cambios ocurren con mayor rapidez, la información circula a mayor velocidad, con más transparencia que nunca, y la tecnología le ofrece a cualquier cliente o colaborador el poder de ser escuchado en todo el mundo al instante.

“El secreto hoy está en la maximización del potencial humano, que se consigue a través de un liderazgo efectivo, valores y confianza. Si esto se hace bien, se podrá ver innovación y crecimiento financiero”, sostiene Fernández de Córdova. Escuchar a la gente es clave y más en la condición actual, donde se requiere tener la retroalimentación del impacto de los cambios suscitados en la empresa y destacar la experiencia del colaborador frente a los mismos.

Por otro lado, esta información nos permite tomar mejores decisiones en un momento donde cuidar los recursos es fundamental, redireccionar los planes estratégicos y adecuar cualquier iniciativa de forma más rápida y acertada.

A decir de Fernández de Córdova, promover un buen ambiente laboral es un tema estratégico de negocio, y los números demuestran que las organizaciones que tienen mejores ambientes laborales pueden salir más rápido y mejor de situaciones de crisis.

En Bolivia, hay organizaciones que le prestan mucha atención a ese aspecto. Prueba de ello, son las ocho nuevas empresas que obtuvieron este año la Certificación de GPTW. Cabe recordar que, desde julio hasta la fecha, son 13 compañías que han recibido esta distinción, lo cual es un aliciente por las particularidades del 2020.

Hoy reconocemos la calidad de la cultura organizacional que tienen, a partir de la aplicación de la herramienta Trust Index sostenida en un modelo de más de 30 años, que nos ha permitido cuantificar y comparar los resultados con los Mejores Lugares para Trabajar en Bolivia, Latinoamérica y en el mundo”, dijo Fernández de Córdova.