Escucha esta nota aquí

Así como en las estrategias de marketing común, los mensajes personalizados juegan un papel fundamental en las tácticas del marketing político en la actualidad, coinciden en afirmar algunos de los expertos que participaron en el evento ‘Antes y después del 20-O, perspectivas y resultados de la campaña electoral’, organizado por el Instituto de Comunicación Empresarial en la Utepsa.

A decir de Germán Trejo, consultor político mexicano-estadounidense, las nuevas herramientas tecnológicas permiten llegar individualmente a millones de votantes de forma muy rápida y eficiente, ya que posibilitan la segmentación, microsegmentación y hasta nanosegmentación de las intenciones, preferencias y emociones de los votantes. “No utilizar las ventajas de la tecnología es un error muy grande”, expresó.

Por su parte, la estratega política mexicana Gisela Rubach, señaló que, en otros países de la región y el mundo, el uso del big data ya es algo común en las campañas.

Los datos, que se pueden obtener a través de las redes sociales o la inteligencia artificial, según Rubach, permiten crear mensajes personalizados para las personas tal como se hace en el marketing tradicional, solo que, en vez de tratar de vender un servicio o producto, se ofrece un candidato.

En tanto, el politólogo argentino Juan Pablo Ruiz, sostuvo que cada vez es mayor la incorporación de nuevas tecnologías a la forma de hacer campañas políticas en la región. “Los datos permiten tomar decisiones más eficientes”, indicó.

Influencia de redes sociales

Para Trejo, aunque importantes, las redes sociales aún no cumplen al 100% la función de persuasión y movilización en una elección que tiene el contacto directo con sus votantes. “No hay que privilegiar la difusión exclusiva de una campaña a través de estas plataformas”, dijo.

En el caso de Bolivia, el impacto de las redes sociales en las campañas aún es imperceptible, indicó Rubach, a tiempo de explicar que en el futuro cercano se apreciará el ‘regreso a tierra’ de los candidatos; es decir, se los verá tocando puertas para convencer a la gente. A decir de Ruiz, no se puede extrapolar lo que se observa en las plataformas sociales a los resultados de una elección, sin antes ‘escuchar’ y aprender de los mensajes de los usuarios.