Escucha esta nota aquí

Los organizadores de eventos se vieron seriamente afectados por la pandemia de Covid-19. El tema del distanciamiento social afectó directamente en su esencia de negocio porque viven de crear eventos corporativos y sociales de manera presencial.

En los primeros meses de la pandemia, por las medidas estrictas que impidieron realizar eventos con presencia física para prevenir el contagio, disminuyó la actividad. Ahora que se han permitido los eventos con poca afluencia de gente y siguiendo los protocolos de bioseguridad esperan restablecerse de a poco.

Desde la Cámara Boliviana de la Industria de Eventos en Bolivia (Cabie), a la cabeza de Eliana Terrazas, se entregó una propuesta a la Alcaldía y al Comité de Operaciones de Emergencia Municipal (COEM) que fue parte del protocolo aprobado y que ahora está en marcha.

Sin embargo, se muestran muy preocupados con el avance a escala nacional. “Ya hemos tenido reuniones con viceministerios, presentamos el mismo protocolo teniendo el objetivo de lograr la misma oportunidad para todos nuestros colegas del país”, dijo Terrazas al recordar que el sector es una industria que mueve millones y debe ser considerada importante como muchas otras, por el impacto económico en tantas familias que dependen de ella.

La dirigente, que también es directora de Mia Boda, aseguró que el impacto que ha tenido la pandemia en su empresa no es de reducción de eventos, sino de “cero ingresos” con proyección de 8 a 12 meses desde que se inició la pandemia, esto sin contar que ya venían arrastrando un fin de año también convulsionado (2019).

Recordó que si bien la actividad fue liberada, los eventos pequeños no llegan a cubrir costos, peor aún reponer el agujero económico de la inactividad prolongada.

Ana Carola Gonzales, coordinadora de la Red Latinoamericana de Organizadores de Eventos (Relaode) en Santa Cruz, Bolivia, compartió unos datos del sector que fueron presentados a la Alcaldía para mostrar el impacto del sector. “Se redujeron en 60% los eventos. En despidos, yo me atrevería a decir que es un 70%. Realmente las empresas se han quedado con el personal necesario. No era sostenible estar con la misma cantidad de personas en un sector que está muy golpeado”, explicó Gonzales.

La también integrante del comité ejecutivo de la Cámara de Empresas y Servicios para Eventos Santa Cruz (Caesecruz) contó que se han reprogramado muchos eventos para el próximo año y también hay clientes que han pedido devolución.

Desde el 14 de septiembre, cuando se aprobaron los protocolos de bioseguridad, están con mucha esperanza para reactivar el sector. Aunque no serán los mismos eventos en cantidad, eso genera ingresos y hay movimiento, dijo Gonzales.

Asimismo, Ximena Jiménez, de XXCorp, indicó que pasaron de tener un promedio de 10 eventos al mes, con épocas altas como septiembre a diciembre con 30 eventos al mes, a no tener ninguno.

“Tuvimos que reducir nuestro personal a un 50% y tratando de ser lo más eficientes según nuestras posibilidades y arrastrando pérdidas todos los meses”, señaló Jiménez.

Como XXCorp tuvieron que reprogramar sobre todo eventos sociales (bodas, fiesta de exalumnos, etc.), tuvieron que mover fechas para el 2021. Trataron de respetar los acuerdos, pero muchos de sus colegas han tenido que devolver dinero que les han dejado como anticipo por reserva de eventos.

“Nosotros que tenemos más eventos corporativos, no hemos tenido muchos problemas como los que realizan más eventos sociales que tienen que pagar a los proveedores con anticipación”, explicó la empresaria.

Un giro a la pandemia

Las empresas organizadoras de eventos aprovecharon este tiempo de confinamiento para fortalecer sus plataformas digitales, invirtiendo en ellas y sobre todo capacitándose.

Desde Mia Boda indicaron que lo que viene en el corto plazo son los eventos híbridos, donde se maneja el evento presencial así como también el evento online al vivo. Incluso ya han tenido sus primeras bodas híbridas.

Por otro lado, Event Design empezó a ofrecer nuevos servicios como delivery de desayunos y brunch, regalos para fechas especiales y globos con helio, por mencionar algunos.

En XXCorp a la segunda semana de la cuarentena lanzaron su unidad de experiencias digitales que comprende tres productos: eventos virtuales, PR digital y el monitoreo de redes sociales. Para esto la empresa tuvo que invertir en tecnología y aprender desde cero su manejo.

Al principio, había mayor demanda del mercado por la situación aún incierta, las empresas tenían que seguir invirtiendo, vendiendo, pero después con el tiempo el mismo mercado se cansó. Una reunión vía Zoom, un lanzamiento vía streaming de a poco han ido disminuyendo. La gente necesita más los eventos presenciales”, enfatizó Jiménez.