Escucha esta nota aquí

Una bebida con identidad propia de Bolivia. Bajo el nombre de Killa, que en idioma quechua significa luna, fue presentado el primer whisky boliviano a base de chicha, que concentra ingredientes de varias regiones del país y que se somete a un proceso de destilación novedoso que acelera su añejado. Medios de distintos países hicieron eco del producto que corresponde al sello boliviano Andean Culture Distillery.

“Al destilar a temperaturas más bajas cocinas de otra forma los granos y consigues otras notas de sabor. Las condiciones climáticas del altiplano nos permiten añejarlo en otro periodo del que se tiene acostumbrado”, señaló Fernando Marín, uno de los fundadores de la empresa durante la presentación.

La nueva bebida alcohólica se comercializará en territorio nacional y se estudiará la expansión a otros mercados.

Tags

Comentarios