Escucha esta nota aquí

La participación de las mujeres en la economía y el comercio exterior es una tarea de primer orden para enfrentar las desigualdades en la sociedad. En el país, un reciente estudio realizado por la Asociación de Mujeres Especialistas de Comercio Exterior (Amecomex) en Bolivia, muestra una participación del 53% del género femenino en los diferentes sectores del comercio exterior.

El sondeo fue realizado a una muestra de 50 empresas de siete sectores: importadoras, exportadoras, operadores logísticos, importadoras/exportadoras (empresas que tienen varias actividades), agencias despachantes de aduanas, seguro y banca, y otros (gestoras de trámites y asociaciones).

De esta muestra, las empresas que más aportaron con brindar su información para los fines del sondeo, corresponden al sector de operador logístico con el 35%, seguido por importadores con el 29% y en tercer lugar está la categoría importador/exportador con un 16%.

“Vimos que como país no se tenía una data que refleje la participación del género femenino en el sector, como punto de partida vital para encaminar las directrices a seguir y entonces, como Amecomex Bolivia; y, a su vez también enmarcándonos dentro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) de cara al 2030, Objetivo No. 5 igualdad de género”, explicó Sisi Hassenteufel, una de las fundadoras y vicepresidenta de Amecomex-Bolivia.





La mayor representatividad de mujeres en el comercio exterior se da a nivel de operaciones logísticas con un 50%, seguido por las importadoras (20%), en la categoría importador/exportador se encuentra hasta un 15% y las agencias despachantes de aduanas están con el 9% de participación.

Así, más de la mitad de las operaciones de comercio exterior tienen rostro femenino.

Al mes de agosto, las exportaciones totalizaron $us 6.969 millones, siendo esta cifra un 65% superior a lo registrado en igual período de la pasada gestión, y la más alta desde 2015, reportó el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE). Esto, sin olvidar que en 2020 la pandemia por covid-19 obligó a paralizar las actividades de comercio exterior y hubo confinamiento.

Las exportaciones no tradicionales marcaron un récord de $us 1.775 millones, comparados de enero a agosto en años precedentes, con una subida del 64% en el valor y 22% en el volumen.

Los productos con mayor incremento en términos de valor fueron joyería, cueros, carne bovina, maderas, soya y derivados, entre otros.

Estructura organizacional

En cuanto a la composición de la estructura or­ganizacional del ámbito empresarial en sus tres niveles, el estudio refleja que está liderado por mujeres. En el staff gerencial se tiene una participación del 54%, visibilizándose mayor representatividad en el sector de operador logísti­co con un 59%, seguido por el de importador/exportador 16% y el de importadoras también con el 6% y agencias despachantes de aduanas, un 5%.

A nivel de jefaturas o mandos medios, también está a la cabeza la participación del staff femenino con un 56%,de igual manera la mayor representatividad se da en los operadores logísticos con un 34%,seguido por las importadoras con el 25% y en tercer lugar las importadoras/exportadoras con un 19% y agencias despachantes de aduanas, el 12%.

En el staff operativo en su mayoría está integrado por mujeres con un 51%,con la mayor representatividad en el sector de operadores logísticos con el 55%, seguido por el de importadoras (un 18%) y en tercer lugar importadores/exportadoras, un 11% y agencias despachantes de aduanas un 8%.

Según Hassenteufel, el hecho de que el comercio exterior boliviano se vista del género femenino se da principalmente por las fortalezas que las empresas identifican en las mujeres y que fueron destacadas en el estudio, en el cumplimiento de sus actividades en los diferentes niveles de la estructura organizacional.

Entre ellas están la autogestión, atención al detalle, proactividad, trabajo en equipo, compromiso, honestidad, organización, planificación, determinación, manejo de conflictos, productividad, multitasking, entre otras.






Barreras en el sector

Marcela Baldiviezo de Sumar Ltda., explicó que las barreras con las que se enfrenta en el comercio exterior, prácticamente son las mismas de cualquier otra persona o empresa exportadora de nuestro país. “Mencionaría la pesada burocracia que debemos enfrentar, que no permite abrir camino a los exportadores y cuyas políticas más allá de restarnos dinámica, implican trabas. Considero otra barrera, la logística, que desde nuestro país es demasiado complicada y costosa, al extremo de restarnos competitividad de manera drástica dejándonos en desigualdad de condiciones frente a competidores internacionales”, señaló.

Cristina Ballesteros, international trade de DyC Group SRL. citó entra las principales barreras, limitarse a tareas solo operativas de contratación, administración/ coordinación con agentes aduaneros y transportes, cuando el objetivo del responsable de comercio exterior debería ser aportar en la gestión de los costos de una compañía, tener un concepto integrador de valor en costos, porque administrar mejor y gestionar mejor lleva a la organización a ser más competitiva.

Desde su experiencia, Wara Borja, gerente comercial de Bolrec SRL., la principal traba con la que se ha encontrado es el trato con los transportistas, dado que todos ellos o la mayoría son hombres, muchos de ellos no tienen un buen trato con las mujeres.

Por otro lado, Carol Canales, jefa de comercialización de la firma Bolhipania, que cultiva y exporta palmitos, comentó que es un campo duro porque no hay muchas mujeres, aunque en su empresa la mayoría sí lo son.

“La gerencia está a cargo de una mujer y en la planta tenemos más del 50% de personal femenino y estamos viendo de aplicar un programa de fortalecimiento y de cero violencia”, señaló.

También destacó el trabajo de Amecomex que genera espacios para que las mujeres se colaboren y hablen de sus experiencias, capacitaciones e incluso apoyo en lo logístico.

Para Hassenteufel, la cuestión de género definitivamente no es impedimento para actuar en cualquier sector del comercio exterior. Sin embargo, existen ciertas áreas donde el perfil masculino se adapta de mejor forma. Por ejemplo, en agencias despachantes de aduanas, según el estudio, la mujer tiene un 9% de partición global y a nivel gerencial un 2%, hoy por hoy la presencia masculina es muy marcada, cifra que nos hace repensar que todavía existe camino por recorrer y espacio que generar, resultados que se irán ganando”, explicó.

La vicepresidenta Amecomex, señala que lo principal para abrirse camino en el sector, desde su experiencia, fue y sigue siendo la capacitación constante, el conocimiento y la determinación; que dan la seguridad para asumir los nuevos retos, sin dejar de lado el trabajo en equipo, una asertiva comunicación a todo nivel, la planificación orientada al logro de metas, persistencia, resiliencia; y ante todo en armonía con la amabilidad, cordialidad y precisión técnica en todo aspecto.



Proyección internacional

En este 2021, considerado tal vez el más desafiante para el sector en los últimos tiempos por las dificultades que atraviesa la logística internacional nace Amecomex a nivel Latam, se crea justamente teniendo a la integración regional entre profesio­nales de distintos mercados tan grandes como México, Brasil, Perú y Honduras como la principal arma para sobrepasar las fronteras y techos de cristal; descubriendo sinergias y oportunidades.


Comentarios