Escucha esta nota aquí

Más allá del escándalo registrado recientemente por el robo a las cuentas de 17 clientes del Banco Unión mediante aplicaciones en línea, la digitalización de las transacciones y operaciones financieras es un camino sin retorno en la banca. Así lo revelan las cifras de la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban).

Los números de la entidad aseguran que hasta agosto de este año el monto registrado en transferencias interbancarias, intrabancarias y pago de servicios ascendió a $us 45.866 millones, registrando un crecimiento del 33% en relación a similar periodo de 2020.

“En términos de cantidad de transacciones ascendieron a 57,8 millones, con un crecimiento de 88%. La cantidad de transacciones da cuenta de la relevancia de los canales digitales, además de su perspectiva de continuar creciendo”, explicó Nelson Villalobos, secretario ejecutivo de Asoban.

Otro dato para destacar es que hasta agosto las transacciones mediante $imple pago móvil, -otra modalidad de pagos digitales a través del uso de códigos QR, han experimentado un crecimiento exponencial- superior a 1.300% comparado con similar periodo de 2020.

“En efecto, las transacciones de $imple pago móvil alcanzaron a 2,3 millones (hasta agosto), por un valor equivalente a $us174 millones. Desde su lanzamiento, en mayo de 2019, las transacciones totalizan aproximadamente 2,8 millones, por un monto de $us 211 millones”, afirmó Villalobos.

El ejecutivo sostuvo que la digitalización de los servicios financieros en el país registra importantes avances desde hace varios años atrás, su avance se evidencia a través de los distintos servicios con los que los usuarios financieros cuentan actualmente como: transferencias intra e interbancarias, esto es pagos entre personas naturales y jurídicas, pago de servicios básicos, pago de préstamos, pago de servicios educativos, pago de impuestos, pago a proveedores, pago de planillas de sueldos, entre otros.

El presidente del Colegio de Economistas de Bolivia, Jorge Akamine, señaló que el uso de las herramientas digitales se incrementó durante el período de emergencia sanitaria en 2020 y se consolidó este año.

Si bien afirmó que las plataformas digitales son seguras, es necesario rediseñar la estrategia de seguridad para evitar que los clientes sean víctimas de robos como lo fueron recientemente 17 personas que tenían sus ahorros en Banco Unión.

“En el tema de la seguridad se debe rediseñar la estrategia. En cuanto a los seguros -que se deben manejar- por el manejo de la tecnología”, señaló el especialista.

Nuevos productos

En este entorno, varios bancos han lanzado diferentes productos, por ejemplo el Banco Económico lanzó el concepto ‘SmartPay’ (Simple, Mejor, Ágil, Rápido y Tecnológico), que presenta una gama de soluciones de pago que promueven el pago sin contacto.

Una de las novedades dentro de esta gama de productos son las manillas de pago sin contacto. Se trata de pulseras de elastómero de silicona modernas como ‘wearables’ que incorporan un mini chip vinculado a una tarjeta de débito o crédito.

“Los pagos se realizan vía contactless; es decir, por aproximación, en segundos, con solo acercar la muñeca al POS del comercio de manera fácil, segura y cómoda”, señalaron desde esa entidad financiera.

Por pagos menores a Bs 150 no es necesario ingresar un PIN o contraseña, lo que facilita que la compra sea rápida.

Los colores disponibles para las manillas de pago son rojo, negro y blanco y el costo de la manilla -más chip- a un precio de Bs 60.

Según la Encuesta Banca digital e Innovación en Bolivia, realizada entre 2019 y 2020 a los 14 bancos del sistema, invirtieron alrededor de $us 15 millones en sus servicios de banca digital.

“Hay un banco que está invirtiendo más de $us 15 millones, otro más de cinco millones. Cuatro bancos invierten entre $us 1 y $us 5 millones. Estas cifras demuestran el compromiso que tienen los bancos bolivianos de seguir avanzando en su transformación digital”, señala el estudio.

Desde Asoban indicaron que una de las principales ventajas son la facilidad de acceso, la rapidez, el registro inmediato de transacciones, realizar transacciones desde cualquier lugar y a cualquier hora, entre las principales.

Además, desde la organización indicaron que los estándares que se emplean en el país son internacionales por lo que las plataformas son 100% seguras para los usuarios financieros.

Comentarios