Escucha esta nota aquí

Luego de estudiar Ingeniería de Sistemas en la Universidad Nacional Autónoma de México y ejecutar un proyecto en ese país, Liuba Sarmiento retornó a Bolivia. En el país, trabajó en Nuevatel durante ocho años y luego, durante cinco años, se desempeñó en Trilogy Software Bolivia. Desde 2013 forma parte del staff de Salamanca Solutions International, firma asentada en Cochabamba y en la que ocupa actualmente la vicepresidencia de Operaciones. La ejecutiva estuvo recientemente en Santa Cruz participando en el lanzamiento de la app Click (desarrollada por Salamanca), la cual permite ‘virtualizar’ tarjetas de crédito y débito en un teléfono celular para realizar pagos.

 

25661.png ¿Cómo nace Salamanca Solutions International y qué tipo de trabajo es el que desarrolla?
Nosotros estamos en el mercado de las telecomunicaciones desde 2008, fuimos un ‘spin off’ (firma nacida como extensión de otra) de Nuevatel. 

Inicialmente desarrollábamos software de telecomunicaciones para el grupo corporativo Trilogy International. Ellos fueron vendiendo algunas de sus operadoras que tenían repartidas por el mundo, así fue que nos ‘liberamos’.

 Desde entonces mantuvimos un bajo perfil, brindando servicios al sector corporativo. A partir de 2013 nos enfocamos en desarrollar software para cualquier tipo de empresas.

Los ‘skills’ (sistemas capaces de llevar a cabo una tarea con resultados determinados) que desarrollamos estuvieron más enfocados en las experiencias de los usuarios, para ello, integramos al equipo de trabajo personas que analizaban cómo los usuarios los utilizaban, sobre todo en las aplicaciones móviles. 

Esa experiencia nos impulsó a ‘lanzarnos’ al mercado, operando en diferentes países y brindado varios servicios.

25664.png ¿Qué es Click?,¿qué los motivó a crear esta aplicación?
Click es una innovadora aplicación, a través de la cual se pueden ‘virtualizar’ tarjetas de crédito y débito en un teléfono celular y realizar pagos en los comercios locales. 

Está disponible, tanto en App Store como en la Play Store, en sus dos presentaciones: Click Pay, para que el usuario realice pagos, y Click Business, para que el comercio efectúe cobros. Las aplicaciones que realizamos antes de Click las hicimos a medida. 

Con Click, la gran diferencia es que identificamos una necesidad, no la desarrollamos a pedido de un cliente. Tardamos tres años en desarrollarla. Detrás de la aplicación existe la seriedad y el soporte de una empresa. 

En la primera fase de Click pretendemos que, a través de un número telefónico se pueda solicitar y realizar un pago remoto. Para un futuro implementaremos una opción con Código QR. 

En el país, todos tienen la necesidad de realizar pagos, pero a los bolivianos aún nos cuesta hacerlo con nuestras tarjetas, por eso es que se necesitan alternativas que a la misma vez fomenten el uso de nuevas tecnologías y se cambie la cultura. En Bolivia existe una gran cantidad de celulares y qué mejor manera de fomentar el cambio de cultura que aprovechar esa situación.

25667.png ¿Cuál es su percepción sobre las empresas que desarrollan software en el país?
En Bolivia hay mucho potencial. Las empresas necesitan apoyo, precisan condiciones. 

Las autoridades podrían permitir que desarrollemos trabajos por proyecto, precautelando por supuesto siempre los temas de seguridad social. Además, podrían liberar ciertos tipos de impuesto por las exportaciones de software y promover la realización de eventos y capacitaciones para fortalecer la infraestructura nacional. 

Al hablar de ciudades tecnológicas se tiene que contemplar la creación de todo un ecosistema que ayude a las compañías a salir adelante. Muchas veces exportamos nuestro trabajo cuando en Bolivia existen necesidades que podemos satisfacer. 

Por eso lanzamos Click en el país antes que en ningún otro lado. Queremos que Bolivia sea el primer país donde se utilice.

25670.png ¿En qué nuevos proyectos está pensando Salamanca?
Queremos brindar más facilidades a los comercios, ya que cuando le enseñamos Click les encantó, pero precisan una función que ‘enlace’ con algo más específico de cada comercio. 

Click es un método de pago genérico, pero los negocios quieren incorporar alguna opción a sus portales y páginas web. Además, no descartamos expandir el uso de Click a otros países. Eso es lo que no permite la tecnología.

25673.png ¿Eso quiere decir que el comercio electrónico se está volviendo indispensable para los negocios nacionales?
Es una tendencia global. La pregunta es cuánto tiempo más nos vamos a tardar en adoptar el comercio electrónico por completo. 

Hoy todo es móvil y en países como China, los turistas y las personas en general andan más preocupados por sus teléfonos que por sus pasaportes o documentos. 

Nos estamos moviendo en una transformación digital que abarca todos los ámbitos de la vida.