Escucha esta nota aquí

MARCELO CAMPOS VÉLEZ

Con tan solo 30 años, Lucas Franzato es administrador de empresas, presidente del Grupo Morena Rosa, una destacada empresa en la industria de la moda de Brasil y máximo directivo del Cianorte Fútbol Club del Estado de Paraná.

Este emprendedor, que fue considerado uno de los 30 jóvenes más talentosos de su país por la revista Forbes, llegó a Santa Cruz para presenciar la apertura de la primera franquicia de la marca fuera de Brasil. Además de confirmar que el mercado cruceño es uno de los más interesantes para expandirse en Bolivia y de ahí seguir a otros países de la región. Por ello, afirma que a futuro se podría abrir una nueva tienda en la ciudad y una tercera en La Paz.

Dinero conversó con este empresario, que desde los 12 años trabaja en el negocio familiar.

¿Cuántos años tiene la empresa y qué marcas produce?

La compañía tiene 26 años trabajando en Brasil. Contamos con 1.500 funcionarios directos y generamos más de 5.000 empleos indirectos. Toda la producción que tenemos es propia y hasta el momento estamos con cinco marcas; Morena Rosa, María Valentina, Zinco, Iódice y Lebôh, presentes en Bolivia.

¿Por qué decidieron expandirse con una franquicia?

En todo Brasil tenemos 44 franquicias y es la primera vez que salimos fuera de nuestro país a través de esta modalidad de negocio, porque también ya exportamos a 12 países. Estamos bastante felices y las expectativas son las mejores. Nuestro producto le gusta a las mujeres de todas las edades y es ideal para muchas ocasiones, dependiendo de la marca.

¿Por qué apostaron por comenzar en Bolivia?

Tenemos una relación antigua con Bolivia, ya hemos exportado acá hace cuatro años, además que es un país que viene de un buen momento, principalmente Santa Cruz, observé bastante construcción civil y centros comerciales, es un momento especial y las marcas internacionales están presentes. Eso es un indicio de que existen muchas oportunidades de crecimiento.

¿Quiénes son los representantes de la marca en Bolivia?

Las representantes en Bolivia son Claudia Cordich y Lorena Cordich, quienes antes de ser las franquiciadas, ya eran fanáticas de las prendas de vestir. Por eso decidieron dar este paso y abrir una tienda en el Ventura Mall.

¿Cada marca de la compañía es diferente a otra?

Sí, cada marca es para un diferente tipo de persona. Zinco es para un perfil más joven, Lebôh es para alguien más fashion, Morena Rosa es más sensual, gusta mucho a la mujer brasileña, María Valentina es para alguien más sofisticada y para ocasiones especiales.

¿Tienen proyectado abrir más tiendas con franquicias?

Tenemos expectativas de abrir un segundo local en Santa Cruz y a futuro en La Paz, todo depende de la respuesta del público. También estamos proyectando llegar a Paraguay. Tenemos un cliente muy fuerte allá, la idea es expandirnos por toda América del Sur.

¿Qué expectativas tienen para este año?

La moda brasileña está creciendo bastante en los últimos años y ya es una industria grande. Sin embargo, en mi país tenemos otro modelo de negocio, la mayoría de los grupos tienen marcas separadas; es decir, que un grupo tiene una o dos marcas solamente, mientras que en Bolivia contamos con las diferentes marcas en un solo lugar, como en este caso. Esperamos crecer al menos un 5% con respecto al año pasado.

¿Qué tan importante son las tecnologías de la información para la empresa?

Utilizamos todas las redes sociales, estamos con miles de seguidores en Facebook, Instagram y otros. El mercado de la moda pasó por un gran cambio, de las revistas a las tecnologías, por eso estamos haciendo un producto cada vez más acorde a los clientes y sus experiencias.

¿De dónde proviene la materia prima para producir?

Tenemos una fabricación muy grande en Brasil, pero también importamos los insumos para elaborar los productos, lo hacemos desde Italia, Turquía, entre otros. Pero hay que destacar que todos nuestros modelos y productos son hechos en casa.