Escucha esta nota aquí

El Ministerio de Hidrocarburos salió a dar la cara luego de que salieran a la luz detalles sobre la octava adenda al contrato de exportación de gas firmada el 6 de marzo entre Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y la compañía brasileña Petrobras. Durante la vigencia del acuerdo, Bolivia deberá abonar $us 226 millones por el transporte del energético.

Víctor Hugo Zamora, ministro de Hidrocarburos, explicó que, al haber fenecido el contrato firmado en 1996 entre YPFB y Petrobras, la octava adenda establece que el transporte sea pagado por Bolivia en el lado boliviano y que Brasil pague por lo que transcurre en su territorio. Así, el monto afectado por el pago del transporte asciende, por el tiempo que dure la entrega de hasta la última molécula contratada por Petrobras, a $us 226 millones.

Sin embargo, la autoridad asegura que el nuevo acuerdo evita un gasto de $us 1.800 millones para el Estado boliviano al haber cambiado favorablemente para el país el esquema de multas comerciales y de transporte.

En declaraciones a un programa de radio, Zamora dijo que el costo del transporte para YPFB será de $us 58 millones en 2020. En 2021 son alrededor de $us 80 millones y en 2022 se estima en $us 85 millones. Al ser cuestionado por la negociación, precisó que "esa fue una condición que puso Petrobras a Bolivia para negociar y condonar multas millonarias que se arrastraban de gestiones pasadas".

Otro de los aspectos favorables para el país -según el ministro- es que se garantiza el flujo de ingresos por el saldo energético en $us 5.700 millones hasta la última entrega a Petrobras, con un promedio anual de ingresos de $us 2.100 millones generados por la comercialización de gas natural. 

De no haberse firmado la octava adenda, los ingresos hubieran sido menores en 32%, afectando a gobernaciones, municipios, universidades, la población boliviana y los distintos actores de la cadena de hidrocarburos, afirmó la autoridad.

Analistas ven un acuerdo favorable

El exministro de Hidrocarburos Mauricio Medinaceli señaló que efectivamente YPFB-Bolivia entrega el gas natural en la frontera (como cualquier exportación) lo que genera un saldo a favor de Petrobras-Brasil de aproximadamente $us 60 millones, por concepto de costos de transporte.

En linea con el ministro Zamora, el experto precisó que Bolivia no puede producir todo el gas acordado y los nuevos volúmenes comprometidos en la octava adenda le permiten un ahorro en multas, por tanto, el saldo a favor de YPFB-Bolivia (durante del año 2020) será de aproximadamente $us 500 millones.
 
Además, Medinaceli agrega que, durante los meses de enero y febrero de 2020, Bolivia hubiera tenido que entregar gas a Brasil sin recibir ni un dólar a cambio, porque justamente, Brasil ya había pagado por ese gas. "Debido a la adenda firmada, YPFB-Bolivia recibió $us 170 millones, dado que pudo entregar el gas ya pagado de a poco”, indicó.

En tanto que el exministro de Hidrocarburos Álvaro Ríos afirma que efectivamente hubo un cambio de modalidad, antes pagaba Petrobras y ahora lo paga YPFB, pero los que pagan al final el costo de transporte son los que producen y exportan gas a Brasil; es decir, compañías como Repsol y Total, entre otros.