Escucha esta nota aquí

El Bono Universal es una medida para llegar a quienes no tienen ningún ingreso (grupos específicos) en tiempos de cuarentena. El Gobierno central así lo dictó y fue claro al dar las instructivas: no podrán recibir este bono los mismos beneficiarios de la Canasta Familiar (personas con capacidades especiales, madres que cobran el Bono Juana Azurduy y adultos mayores que solo reciben la Renta Dignidad y no así otra renta o jubilación) u hogares donde llegó el Bono Familia (enfocado en estudiantes de todos los ciclos de colegios públicos, privados o de convenio).

Tampoco pueden recibir el Bono Universal los servidores públicos de todos los niveles de Gobierno, trabajadores del sector público y privado (asalariados) y las personas que reciben jubilación o rentas. Sin embargo, durante el primer día de pago del Bono Universal se reportó que 33.252 acudieron cuando no les correspondía a alguna de las 1.836 agencias y sucursales dispuestas por la banca para otorgar este beneficio estatal, según el reporte del Ministerio de Economía.

¿Por qué fueron rechazados? Habían cobrado algunos de los otros bonos estatales mencionados, aparecen en los registros de las Administradoras de Fondos de Pensión (AFP) como asalariados y otros se quisieron pasar de astutos, ya que pretendían cobrar el bono en más de una ocasión (no lo consiguieron, el sistema los delató). Además, hay que cumplir el requisito de tener nacionalidad boliviana y ser mayor de 18 años.

El problema está en que estas personas fueron parte de las aglomeraciones que se registraron en las afueras de las entidades financieras, ocupando el espacio de otras personas que sí son beneficiarias del Bono Universal y que no pudieron acceder a esta ayuda económica de Bs 500 (un pago único) debido a la saturación de la banca (por fortuna a partir de la próxima semana el Estado ordenó ampliar los horarios de atención de 07:00 a 15:00).

El ministro de Economía, José Luis Parada, expuso que este ajuste en los horarios de atención permitirá ampliar el pago de los bonos sociales en favor de la población, por lo que pidió a la gente no hacer filas innecesarias desde la madrugada, pues solo ponen en riesgo su salud, ante el ingreso de frentes fríos y las enfermedades respiratorias, además de la propagación del coronavirus.

"El sistema que tenemos de ayuda transparente no permite el cobro doble, pero entre ayer y hoy se presentaron a querer cobrar el Bono Universal estas personas. Les pedimos que no se apersonen a las cajas de los bancos porque es un perjuicio porque perjudican a personas que sí pueden cobrar el  Bono Universal", sostuvo el ministro.

Del mismo modo, las autoridades también señalan que hay 90 días desde el inicio del pago de los bonos para hacer el cobro y que se debe respetar el último dígito de la cédula de identidad para circular por la ciudad y ser atendido en los bancos. En el caso del Bono Universal, en estos días se pagará a las personas que tienen entre 50 y 60 años. Tome nota.