Escucha esta nota aquí

El ministro de Obras Públicas, Édgar Montaño, dijo que la denuncia pública de una controladora de tráfico aéreo sobre supuestos abusos laborales tras la eliminación de la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea (AASANA) y la creación de la Navegación Aérea y Aeropuertos Bolivianos (Naabol), es “parte de un complot para que no se puedan operar normalmente los aeropuertos de Bolivia”

Tras el cambio en la administración de aeropuertos, la controladora de tráfico aéreo denunció, mediante un video en las redes sociales, que trabajó con el personal mínimo durante más de 12 horas. 

A esto, el ministro Montaño explicó que “en la era de la pandemia, del golpe de Estado, los funcionarios trabajaron 24 horas cuando no había vuelos, y (ahora) ella dice que trabajó 17 horas, (entonces) si pudieron trabajar 24 horas…”. 

Montaño aseguró que recibió un informe de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), descartando la versión de la controladora de tráfico aéreo

En conferencia de prensa, el ministro también entregó datos del personal posesionado en las regionales de Naabol, a raíz de las denuncias de que no se estaría asegurando condiciones para el transporte aéreo porque estaría en manos de no profesionales. 

"El señor José Antonio Rojas Terán, de la regional Cochabamba, tiene 40 años de experiencia en la administración de aeropuertos y el transporte aéreo. Gleison Gutiérrez Poma, de la regional La Paz, tiene 17 años de experiencia, lo muestro principalmente a nuestros usuarios porque ahora están jugando con mentiras", detalló la autoridad. 

El director de la DGAC, Celier Arispe, recordó que Bolivia es el tercer país de Sudamérica en seguridad operacional. "El personal especialista en aeronáutica de la DGAC trabaja las 24 horas los 7 días de la semana en todos los aeropuertos y están presentes en todas las dependencias haciendo su vigilancia", aseguró Arispe. 

Sobre el caso de la controladora de vuelo, indicó que, cuando no hay plan de contingencia trabajan 12 horas y son documentos que presentan las diferentes unidades. 

En el caso de la controladora de vuelo, dijo que trabajaba del 26 al 30 de noviembre en la dependencia de aproximación y que, cuando se activó el plan de contingencia, ella también estaba considerada. "Ella trabajó ese día, en aproximación, 12 horas y en el plan de contingencia también estaba considerada; sin embargo, no iba trabajar en contacto con las aeronaves, se iba a quedar coordinando con las dependencias, (pero) no por 17 o 18 horas (...)", explicó el director de la DGAC. 

Comentarios