Escucha esta nota aquí

La cuarentena es una medida para evitar la propagación del coronavirus, por lo que no debe ser considerada como vacación. Esas fueron las palabras del ministro de Trabajo, Óscar Mercado, al aclarar que no existe razón para que las empresas consideren esta práctica.

La autoridad sostuvo que en caso de contemplarse esta acción debe haber un acuerdo previo entre el empleador y los empleados. Agregó que en caso de existir una concertación que ayude a preservar las fuentes laborales, será "satisfactorio".

"Tenemos como obligación hacer cumplir normas laborales y estar conscientes de que es no es una situación normal", manifestó Mercado, a tiempo de enfatizar que si existieran quejas por parte de los sectores asalariados, el Gobierno debe hacer respetar los derechos laborales.

Hasta ahora, el Gobierno no tiene una proyección sobre cuánto afectará el coronavirus al tema del empleo, ya que antes se debe controlar la expansión del virus en el país, por lo que también dependerá de la población evitar que el virus circule.

A raíz del brote del coronavirus en Bolivia, distintos sectores se han visto obligados a parar su operación para apegarse a las reglas que establecen la cuarentena a escala nacional. Además, en los derechos laborales figura que las vacaciones forzosas no tienen carácter legal.

Desde distintos sectores señalan que el tema laboral es uno de los más delicados y que puede ser uno de los más afectados como consecuencia de la crisis sanitaria. Las empresas apuntan a profundizar las medidas para poder cumplir con el pago de planillas y cargas sociales.

Fernando Hurtado, presidente de la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo de Santa Cruz (Cainco), sostuvo que para paliar la crisis de liquidez son necesarias medidas de fondo para dar oxígeno a las empresas, entre ellas la habilitación de líneas de crédito para poder cubrir sus gastos fijos, entre ellos los salarios.

"Queremos que se despida la menor cantidad de gente (consecuencia de la emergencia sanitaria). La gastronomía, la hotelería, las agencias de viajes y empresas de la construcción son los más afectados por esta crisis, así como mipymes que representan más del 70% de las empresas del país", sostuvo Hurtado.

Comentarios