A poco de cumplirse cuatro meses desde el inicio de la cuarentena rígida, el Ministerio de Trabajo medirá el impacto de la pandemia en diferentes sectores de la economía, pese a que el sector privado ya expuso el daño causado por el Covid-19

14 de julio de 2020, 17:17 PM
14 de julio de 2020, 17:17 PM

El impacto que originó el coronavirus en las empresas, el cierre de las mismas y el incremento en la tasa de desempleo son los ejes que abordará el Ministerio de Trabajo en una investigación para tener una visión clara sobre el tema, dado que el sector de la economía se ha visto azotado por la expansión del coronavirus en Bolivia.

El ministro de dicha cartera de Estado, Óscar Mercado, resaltó que con los resultados de este reporte se tendrá una información clara sobre la temática y así evitar especulaciones al respecto, según ABI.

Y del mismo modo preparan un informe sobre los sectores que más se han visto golpeados durante la emergencia sanitaria y de esta manera moldear nuevas líneas de trabajo ligadas al plan de empleo y reactivación económica.

Sectores afectados

Si bien el Gobierno de transición perfila tener un panorama claro sobre los daños de la pandemia en la economía nacional, diferentes esferas del sector privado han expuesto que el golpe puede ser irreversibles en algunos casos, especialmente en el de la micro y pequeña empresa.

Desde la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo de Santa Cruz (Cainco) en reiteradas ocasiones se manifestó que los sectores ligados a la construcción y cemento, el negocio automotriz, la hotelería, materiales eléctricos y durables de consumo son los más afectados.

Y profundizando en el tema, Juventud Empresa, entidad ligada a empresarios jóvenes y al emprendimiento, también han realizado sus investigaciones, las cuales arrojaron resultados como la disminución de las utilidades de las entidades privadas a 90 días de la cuarentena, que afectará al 94% del tejido empresarial.

A esto se suma que el 87% tiene dificultades para el pago a proveedores, un 89% afirmó tener dificultades para el pago de salarios y un 90% de empresas ha percibido una baja demanda del producto o servicio que brindan al público.

En este sentido, también se realizaron recomendaciones y se solicitan reuniones para exponer sus demandas, al igual que incluir a todo el aparato productivo para diseñar las bases de la reactivación.

Asimismo, el sector público también se ha visto golpeado por la falta de liquidez, principalmente los municipios. Estos están a la espera de que el Gobierno los convoque y se diseñen planes para reactivar la economía tomando en cuenta el carácter productivo de cada región.