Escucha esta nota aquí

El Ministerio de Agricultura y Riego de Perú, a través del Servicio Nacional de Sanidad Agraria (Senasa), decidió suspender la emisión de los permisos sanitarios y fitosanitarios para la importación y tránsito internacional de productos de origen vegetal y animal procedentes de Bolivia, como medida de prevención para salvaguardar la condición sanitaria y fitosanitaria de ese país.

En un comunicado oficial se da cuenta de que la suspensión de importación y tránsito internacional de productos vegetales alcanza a los granos de chía, granos de soya e incluye también sus derivados, así como productos de origen animal como carne bovina congelada y refrigerada deshuesada procedentes de Bolivia.

En la notificación se desglosa que Perú adopta esta medida para revisar y actualizar los requisitos fitosanitarios de importación suscritos con el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag-Bolivia), a fin de evitar la introducción de plagas cuarentenarias y garantizar un comercio seguro, que contribuya a mantener las condiciones sanitarias y fitosanitarias que posee el sistema agropecuario a nivel nacional.

Se detalla que el Senasa realiza en forma permanente, acciones encaminadas a la actualización de sus procedimientos, como único mecanismo capaz de garantizar su adaptación frente al movimiento vertiginoso del comercio internacional. 

“El comercio internacional de productos de origen agrícola es más creciente cada día, por tal motivo el Senasa, en salvaguarda de la sanidad agraria nacional, regula los requisitos sanitarios y fitosanitarios necesarios que debe cumplir cualquier persona natural o jurídica que desee importar plantas, productos vegetales y otros artículos reglamentados hacia el Perú”, menciona el comunicado.

Para el presidente de la Cámara de Exportadores, Logística y Promoción de Inversiones (Cadex), Oswaldo Barriga, la suspensión del tránsito de productos bolivianos mencionados en el comunicado tiene un efecto complicado porque son varios los millones de dólares que van de Bolivia a Perú y, pasan por este país, a otros mercados de exportación.

A decir de Barriga, la medida llevada adelante por el Senasa es simplemente porque hay un incumplimiento de un convenio, por parte de su par en Bolivia (Senasag), que se hizo a comienzo de la presente gestión para que pueda ingresar papa y cebolla al mercado boliviano

“Como medida de retaliación Perú prohíbe el tránsito de productos nacionales hacia este mercado. Bolivia moviliza hacia y por Perú varios de cientos de millones de dólares por año y la importación de papa, cebolla y otros productos agrícolas peruanos no alcanzan ni al 5% del valor de lo que Bolivia ‘mueve’ por este país”, enfatizó.

A nombre del sector exportador, Barriga calificó de desproporcional y preocupante la medida asumida por Perú e instó a las autoridades nacionales que corresponda asumir las gestiones al más alto nivel, entre gobiernos, para que la medida se levante a la brevedad.

Según el boletín Cifras del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), publicado el 23 de enero de la presente gestión, Bolivia exportó entre 2010 y 2019 más de 8,5 millones de toneladas a Perú por un valor de $us 4.371 millones. Dicho país se encuentra entre los principales destinos de exportación de Bolivia para productos agroindustriales.

Hasta noviembre de 2019, el 91% de las exportaciones a Perú correspondió a productos no tradicionales, es decir, $us 313 millones y solo el 9% a hidrocarburos y minerales (tradicionales). El complejo oleaginoso representó el 70% de lo exportado al vecino país en dicho periodo, le siguen en importancia la carne bovina, maní y alcohol etílico.