Escucha esta nota aquí

“Los productores de cerdos, de pollo y de ganado lechero de Santa Cruz no son ‘locos’, están desesperados por la escasez de maíz y porque este factor hace peligrar sus inversiones y su patrimonio. Eso debe entender el Gobierno, que por su tozudez está poniendo en riesgo la seguridad alimentaria de la población”.  Así, Eliazer Arellano, presidente del Grupo Norte de Productores de Chané-Peta Grande, reflexionó de forma furiosa sobre la decisión anunciada por el Gobierno de vetar toda posibilidad de adopción de nuevos eventos biotecnológicos en campos agrícolas de Santa Cruz y de importar el ‘grano amarillo’ para garantizar la producción avícola, porcina y lechera en la región.

El dirigente agrícola anunció para este jueves el bloqueo de la carretera nueva que vincula a Santa Cruz con Cochabamba, a la altura del puente de la Amistad, entre Montero y Portachuelo. Aclaró que la medida se cumplirá por 24 horas, en señal de rechazo a las disposiciones gubernamentales. 

“Queremos cultivar con semillas transgénicas porque vemos que cada vez son menos competitivos en producción, comparados con países vecinos. Además, estamos cansados de registrar, cada año, pérdidas productivas y económicas por la proliferación de plagas en los cultivos y los efectos de la sequía y las inundaciones”, señaló Arellano.

Hizo notar que la biotecnología ayudará a mitigar las perdidas en los campos, generar menos costos operativos porque se aplicará menos pesticidas a los cultivos y promoverá un mayor ingreso de divisas por la exportación de granos. “Como países estamos desaprovechando oportunidades de mercados, dado los altos precios de los granos en los mercados globales”, apuntó Arellano.

En el caso del maíz, indicó que los rendimientos productivos en campo son muy bajos, eso explica el déficit actual de maíz en el país. “Es una realidad innegable, y creemos que, con biotecnología, se logrará producir el grano que requiere el mercado interno y que se producirán excedentes para exportar”, puntualizó.

El martes, en conferencia de prensa en La Paz, el ministro de Desarrollo Rural y Tierras, Remmy Gonzales, junto a sus pares de Desarrollo Productivo y Economía Plural y de Economía y Finanzas Públicas, Néstor Huanca y Marcelo Montenegro, respectivamente, acusó a los ‘grandes productores’ y empresarios de crear una sensación de déficit de maíz para presionar y forzar al Gobierno la adopción de semillas transgénicas.

Según Gonzales, el sector empresarial importó entre enero y mayo de 2021 alrededor de 44.844 toneladas de maíz, cifra que en similar periodo de este año sólo llega a 1.800 toneladas, a su criterio, una clara muestra de que pretenden crear un escenario de déficit para forzar el uso de transgénicos en el país. 

“Hay maíz suficiente para abastecer la demanda interna, el consumo es menor a lo que se produce, solo hay agio, ocultamiento del producto y especulación por los grandes empresarios y productores”, contextualizó el ministro, al dar cuenta de que este año Bolivia tendrá una oferta total de 1.029.179 toneladas de maíz, con lo que se garantiza el consumo interno.


Comentarios