Escucha esta nota aquí

Las personas que se quedaron sin trabajo debido a la pandemia por Covid-19 desfilan por la jungla de cemento en medio de altas temperaturas buscando una oportunidad laboral. Ante esta situación, emprendedores bolivianos crearon Proservi, una app que funciona como una red social que conecta a desempleados y empleadores que requieren de sus servicios.

“Se vinculan las oportunidades laborales con quienes están en busca de un empleo de manera inclusiva”, explicó Próspero Condori, director de Proservi.

Inicialmente, la “aplicación social” operará en Santa Cruz, y pretende lograr que cuarto millón de personas consigan empleo en un periodo de dos años.

Para utilizar la aplicación solo es necesario descargarla desde la Google Play, disponible en dipositivos Android.

Por una parte, los profesionales o especialistas pueden acceder como trabajadores, ofreciendo sus servicios. Por otra, los clientes pueden publicar sus ofertas de trabajo o contactar directamente con un trabajador utilizando el buscador de la app, el cual permite filtrar la información de acuerdo con la actividad que realiza o perfil, precio que cobra, calificación u hoja de vida.

De esa manera, se pueden identificar a las personas que se precisa y agendar más fácilmente entrevistas de trabajo con ellas.

Fruto de la pandemia

Proservi es una iniciativa concebida por un par de emprendedores bolivianos que a principios de la cuarentena (marzo de 2020) identificaron una necesidad en la crisis sanitaria que se avecinaba a pasos agigantados causando problemas a las empresas y, por ende, desempleo.

“Decidieron apostar por una la aplicación como herramienta para congregar a la población desempleada y ayudarla a conseguir un trabajo”, manifiesto Iván Gutiérrez, responsable del área de comunicación de la firma.

El total de la población cesante e inactiva afectada por la cuarentena en Bolivia es de 698.000 personas, de las cuales el 53,3% es de mujeres y el 46,7% de hombres. Según grupo de edad, las personas de 18 a 23 años cesantes afectados son 41.000; mientras que inactivos afectados son 98.000 personas, de acuerdo con datos del INE.

Comentarios