Escucha esta nota aquí

La salud de los trabajadores y la reestructuración, son las dos cosas que más le preocuparon las empresas durante la etapa más crítica de la pandemia. Así lo señaló Aldana Fernández de Córdova, country manager de Great Place to Work (GPTW) Bolivia, durante el Ciclo de Conferencia Desafíos 2021, Reinventando a las Organizaciones, realizado por la multinacional junto con el suplemento de Economía y Negocios Dinero del Grupo EL DEBER.

A decir de Fernández de Córdova, las compañías también se preocuparon por los cambios en la organización, la carga laboral, el equilibrio y los resultados del negocio.

En cuanto a los líderes, señala Fernández de Córdova, deben ser más humanos que nunca en la nueva realidad y respetar las políticas en las que se deben dar incorporaciones o ascensos en la organización.

“Estamos hablando de líderes que se involucran en cada proceso de lo que es la gestión humana. Además, promueven la autogestión”, dijo la country manager de GPTW Bolivia.

En este contexto, de acuerdo con Juan Pablo Sanguinetti, country manager de Whalecom, hay que evitar el riesgo de la sobreplanificación, identificando rápidamente las pocas cosas que importan mucho dentro de la organización. Además, hay que asimilar que el teletrabajo es un sistema que ha llegado para quedarse y que no es un home office típico.

Ante la nueva realidad, Sanguinetti señala que las firmas deben considerar la falta de infraestructura tecnológica, de preparación doméstica y de preparación psíquica- vincular que existen en el entorno en el que operan.

En este cotexto, precisa que la camaradería express (lo presencial es irremplazable, pero sí es posible un buen momento bien diseñado) contribuye a la sostenibilidad (desconexión, flexibilidad) de la organización.

Por su parte, Esteban Proaño, CEO de la compañía Esencia Humana, identificó los principales problemas de los líderes en la ejecución de las estrategias.

Algunos de los problemas señalados por Proaño son que las capacidades digitales son insuficientes, lentitud en la ejecución de la estrategia, beneficios no materializados de la transformación digital, desalineación de la estrategia entre los líderes, fatiga a consecuencia del cambio, falta de seguimiento a las iniciativas de compromisos y pobre disciplina gerencial.

Ante esta realidad, el CEO de Esencia Humana indicó que de acuerdo con una encuesta realizada por la consultora Gartner, el 71% de los líderes considera que la ejecución de la estrategia es importante, pero solo el 12% se siente confiado de sus habilidades para ejecutarla.



Comentarios