Escucha esta nota aquí

De un tiempo a esta parte, la nueva concepción empresarial que se gesta a escala nacional tiene entre sus principios resolver problemas que trascienden a los fenómenos sociales y ambientales que se generan en el entorno en el que operan las corporaciones. La cuestión es resolverlos y abrir un nuevo abanico a través de inversiones que generen impacto. Actores privados se refirieron a este tema en un escenario orquestado por Nueva Economía.

“Una inversión de impacto es aquella que es capaz de ser rentable y modificar positivamente el entorno; es decir, alinear un ‘capital consciente’ a un mundo en el que los recursos se están agotando. No se trata de hacer un mundo mejor, sino de transformar las mentes que lo lideran”, explicó el CEO de GreenCloud, Juan Claudio de Oliva

En este sentido, el ejecutivo comenzó a inscribir los retos que se perfilan para consolidar estas nuevas iniciativas y se refirió a la necesidad de crear una sinergia entre los diferentes actores de la economía y con experiencias en innovación para articular una agenda colaborativa y de promoción de este enfoque. Agregó que la poca inversión en investigación y desarrollo que se percibe en el país es una señal para impulsar las inversiones de impacto.

Algunos actores ya delinearon esquemas para apegarse a esta clase de inversiones. Tal es el caso de Coca-Cola, que apunta a neutralizar sus emisiones de carbono con herramientas como la GreenCluod (permitió encontrar falencias en aspectos como el uso energético y reorientar proyectos enfocados en la reforestación y tratamientos de aguas), así como generar planes de empoderamiento para sus clientes (con un alcance a más de 50.000 propietarias de tiendas de barrio).

De esta manera, Luis Lugones, gerente de Asuntos Público y RSE de Coca-Cola Bolivia, sostuvo que esta es una forma de mostrar nuevos alcances de su marca; sin embargo, señaló que la integración entre actores es esencial para consolidar nuevas líneas de trabajo apegadas a las inversiones de impacto.

Por su parte, Javier Román, cofundador de TuGerente.com, manifestó que otro de los desafíos es encontrar a profesionales y líderes que compartan esta mentalidad o con objetivos similares. Esta es parte de la experiencia de la startup que lidera. Por ejemplo, se aliaron con entidades con las que comparten lineamientos de inclusión y alfabetización financiera.

Para la gerenta de Marketing de Natura en Bolivia, Valentina Forno, establecer un clima de confianza es otra de las aristas para crear un entorno positivo para estas inversiones que generen valor.

Según su perspectiva, si la innovación no contempla un impacto social y ambiental, no cierra un círculo virtuoso que se exige en las nuevas redes empresariales a escala global.

Mientras tanto, Carlos Kempff, miembro de Executive Forum, expresó que estas iniciativas son claves para gestar bases sólidas de institucionalidad y productividad que vayan más allá de lo que se expone en la economía tradicional.