Escucha esta nota aquí

La distribución del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH) genera polémica en el departamento de Tarija ante la posición de la provincia Gran Chaco de acceder al 45%, después de la reducción considerable para el 2022.

El gobernador de Tarija, Óscar Montes, planteó una reunión con representantes de las seis provincias para consensuar y definir los porcentajes en función a criterios poblacionales y productivos.

"Si Gran Chaco pretende un 45%, nos dejan en cero al resto del departamento. Son seis provincias en Tarija y las seis tienen el mismo derecho. Entonces lo que haremos es buscar un consenso", afirmó Montes.

Según datos de la Gobernación tarijeña, en 2022 se prevé un ingreso de Bs 75 millones por el Impuesto Directo a los Hidrocarburos, de los cuales Bs 40 millones tienen asignación definida y solo quedan Bs 35 millones para su distribución.

En la provincia Gran Chaco, autoridades e instituciones acordaron el miércoles la aprobación de una normativa para la transferencia directa del IDH y del Impuesto Especial a los Derivados de los Hidrocarburos (IEDH).

A esta demanda se suman la transferencia de las empresas Servicios Eléctricos de Tarija (Setar) y Empresa Tarijeña del Gas (Emtagas), la creación del Servicio Regional de Salud (Seres) y el pago de una deuda histórica por parte de la Gobernación.

El Servicio Estatal de Autonomías (SEA), a través de una carta, anticipó que no efectuará ninguna validación o interpretación del proyecto de la Ley de Transferencia del 45% del IDH a favor del Gobierno Regional del Gran Chaco.

Esa entidad sustenta su respuesta en el marco de la Ley 031 Marco de Autonomías y Descentralización, además en aplicación del artículo 57 de la Ley 3058 de Hidrocarburos.

Comentarios