Escucha esta nota aquí

Tras 25 años de crecimiento permanente en el mercado de las prendas de vestir deportivas en el país, este año la firma Patra, de Amelia Solorzano Subelza, ofrece como novedad en la muestra la confección de prendas de vestir con un material inteligente, que previene o ayuda a combatir los problemas de la celulitis.

La línea que ahora se luce en el pabellón de Estados Unidos, es Patra Privé, que utiliza en la confección de short, chamarras, capris, calzas, poleras, buzos y otras prendas propias de quienes practican actividad física, la tela Emana.

Este material que es importado desde Brasil, tiene como principal característica la propiedad de ayudar en la lucha contra la celulitis localizada.

Los precios accesibles son otra de las característica de la firma cruceña, que se fundó en la zona del Plan Tres Mil y mantuvo un crecimiento sostenido durante los años de trabajo que lleva y que le han permitido tener presencia nacional.

El cambio necesario

Si bien la fuerza de la marca Patra ya es una garantía de crecimiento y estabilidad en el país, Solorzano quiere dar un paso fundamental para la consolidación de la empresa familiar que ella dirige desde sus inicios.

La mujer, que es considerada un ejemplo por la fuerza y tenacidad que tuvo con su emprendimiento, reflexiona y asevera que para cumplir otros 25 años, su empresa debe pasar de ser solo una firma familiar a una verdadera compañía.

“La verdad que nos está costando dar el paso para crecer. Estoy segura de que con el cambio de empresa familiar a una compañía con profesionales especializados en las áreas que necesitemos, podremos alcanzar más satisfacciones”, apuntó la dueña de Patra, que además reflexiona y dice que ha resultado muy duro sostener sobre sus hombros el peso de toda la responsabilidad de la organización a lo largo de estos años.

Actualmente, Patra tiene trabajando a dos de los cinco hijos de la Amelia Solorzano y a cuatro sobrinos de la mujer, que se hacen cargo de diferentes responsabilidades dentro de la firma cruceña.

Pero al parecer la transición de dejar de ser una empresa familiar y convertirse en una compañía, no ha resultado tan sencillo. La propietaria de Patra contó que no ha podido aún conseguir profesionales que se quieran hacer cargo del proyecto desde cero, “porque muchos vienen con la idea de integrarse a un proyecto listo para iniciar, pero en realidad necesito gente que llegue con ideas nuevas y con la decisión de colaborar en este cambio hacia futuro”.

Tags

Comentarios