Escucha esta nota aquí

El pasado viernes, desde Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), informaron que hubo una reducción de filas en los surtidores del país tras la ejecución del Plan 24 horas. Mientras que, en Santa Cruz, el abastecimiento no era normal en la ciudad capital, ni en las provincias, sobre todo por la necesidad de abastecerse con motivo de las elecciones generales.

Este lunes se sigue sintiendo la escasez en algunas provincias cruceñas. Según Jorge Huanca, corresponsal de EL DEBER en Concepción, la venta de combustible no es normal en esa localidad, ya que todos los días se observan largas filas de vehículos especialmente por diésel.

"Los administradores del único surtidor (de Concepción) aseguran que se redujo a la mitad el cupo que llegaba semanalmente de 50 y 60 mil litros, de diésel y gasolina, respectivamente", explicó Huanca. 

Desde Guarayos, Desther Ágreda, colaborador de este medio, informó que, en horas de la mañana de este lunes, no había filas en ninguno de los tres surtidores de ese municipio, debido a la falta de combustible. Desde las estaciones de servicio le comunicaron que al mediodía llegaría el combustible para abastecer a la localidad. 

Por otro lado, Soledad Prado corresponsal de EL DEBER  en Yapacaní, explicó que se sigue notando la falta de combustible en los surtidores de esta localidad.