Escucha esta nota aquí

La escasez de diésel y las carreteras en mal estado pusieron en alerta a los transportistas de todo el país. En un contacto con EL DEBER, Bismarck Daza, secretario general de la Federación de Transportistas 16 de Noviembre de Santa Cruz, explicó que el miércoles 16 tienen una reunión en la ciudad de La Paz con los ministros de Obras Públicas e Hidrocarburos para abordar estos temas. 

Este martes, los transportistas están redactando una carta para mandar de oficio a La Paz, a fin de que se tomen las medidas pertinentes por el desabastecimiento de combustible que perjudica desde hace una semana al sector, no solo en Santa Cruz. "Estamos haciendo cola desde las 14:00 y aún así no alcanzamos a abastecernos”, manifestó Daza, al tiempo que lamentó que “nadie sale a explicar qué es lo que pasa”.

Sobre el mal estado de las carreteras, señaló que el  ministro de Obras Públicas, Iván Arias, dará una instructiva a las regionales de los diferentes departamentos para que se haga el mantenimiento respectivo.

Desde Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), no se tiene respuesta al problema del desabastecimiento de combustible, pese a que se pidió información desde la semana pasada. 

Hace seis días la estatal lanzó un aviso descartando que en Bolivia se dé un incremento de precios por fallas en el abastecimiento de combustible, en especial en Santa Cruz.

Además, YPFB dijo que la importación de diésel se está normalizando para superar los problemas registrados desde hace varios días. Sin embargo, en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra persiste el desabastecimiento de combustible en especial de diésel. 

En un recorrido realizado por EL DEBER en los surtidores se pudo constatar largas filas de camiones pesados y buses esperando su turno para abastecerse de combustible. La escasez es más evidente en los surtidores que funcionan a lo largo de la carretera a Cotoca. 


Lea también