Escucha esta nota aquí

En una época en la que las organizaciones buscan cada vez más minimizar sus costos y tiempo, el trabajo remoto se presenta como una herramienta atractiva para lograr ese cometido, generando además beneficios para los trabajadores.

“El trabajo remoto es una solución extraordinaria tanto en línea como en ejecución, que ayuda a disminuir los crecientes costos operativos de las empresas en Bolivia”, señala Enrique Ferreyra, director de Consulters Home.

De acuerdo con el experto, mantener a un empleado en Bolivia implica para las organizaciones asumir los rituales constantes de ocio, como las charlas de comienzo de la jornada, la salteña o refrigerio a mitad de mañana, los cumpleaños u otros reconocimientos sociales festivos como el Día de la Madre, entre otros.

Aplicando este formato de trabajo, las empresas dejarían de hacerse cargo de esas actividades, manifiesta Ferreyra. Y por el lado de los trabajadores, les permitiría administrar sus tiempos y aprovechar mejor las horas en las que son más productivos.

“El trabajo a distancia por objetivos de cierre en un día específico facilita compatibilizar mejor las horas de producción”, indica el especialista.

Pero en Bolivia, existe la limitante de la legislación laboral para aplicar el trabajo en línea (por condiciones de horas y días de trabajo), explica Denise Hurtado, CEO de BPO Center, al tiempo de indicar que, en el país, la mayoría de las empresas que lo han ‘adoptado’ son las multinacionales.

Además, de acuerdo con la experta, este sistema no es tan viable como para ser aplicado en todas las organizaciones. Por ejemplo, sería más complicado de implementar en sectores conservadores como hidrocarburos o sistema financiero.

“Los empresarios tienen que abrir su mente y entender que el empleo y la forma en que se generan las fuentes laborales para las nuevas generaciones están cambiando”, manifestó Hurtado.

En cuanto a la percepción empresarial sobre el tema, algunos empleadores (que prefirieron no ser identificados), señalaron que en Bolivia los funcionarios aún no tienen la suficiente madurez para trabajar bajo la modalidad remota.

Tags

Comentarios