Escucha esta nota aquí

Para el embajador de la Federación de Rusia en Bolivia, Vladimir Sprinchan, la habilitación de Bolivia para exportar carne bovina a su país es un nuevo paso en la cooperación económica bilateral. El mensaje del diplomático fue transmitido, vía Zoom, en la presentación del documento que da luz verde a los ganaderos del país para exportar la proteína roja animal a Rusia y países de la Unión Económica Euroasiática (Armenia, Belarus, Kazajstán y Kirguistán).

“Hoy se inicia un proceso muy importante de acercamiento entre nuestros países. (…). Cuando todo el mundo se confronta con la pandemia del coronavirus, los países tienen que unirse para ganarle a esta enfermedad”, expresó Sprinchan.

Con motivo del evento, que tuvo lugar en Trinidad, la ministra de Desarrollo Rural y Tierras, Eliane Capobianco, dio a conocer que los frigoríficos Frigor S.A, Fridosa S.A. y BFC S.A. fueron certificados y habilitados para exportar a Rusia y los países de la Unión Económica Euroasiática.

 “En momentos tan duros de pandemia, momentos económicos difíciles en todo el mundo, nuestro país se beneficia con la apertura de estos nuevos mercados”, manifestó Capobianco, al acotar que Bolivia tiene un saldo exportable de más 20.000 toneladas de carne bovina, de lo que parte de excedente prevé colocar en el mercado ruso. 

En valor, se estiman ingresos por más de $us 100 millones.

Para el presidente de la Confederación de Ganaderos de Bolivia (Congabol), Juan Carlos Abularach, este nuevo paso es histórico para el sector pecuario nacional, proyectando al país hacía una nueva perspectiva económica.

Previo a la autorización de comercio exterior, una misión técnica de seis expertos en sanidad animal y de inocuidad alimentaria proveniente del Servicio Federal de Vigilancia Veterinaria y Fitosanitaria de Rusia (Rosselkhoznadzor), visitaron Bolivia para realizar una auditoria in situ, con el propósito de concretar la habilitación de carne bovina boliviana y el registro de frigoríficos para su exportación.

En la visita técnica, los especialistas se reunieron con autoridades del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag), para evaluar el sistema oficial de control sanitario de nuestro país. Se evalúo también, la capacidad de los laboratorios oficiales respecto al diagnóstico de enfermedades, residuos de sustancias, y cuestiones microbiológicas.

En los establecimientos frigoríficos nacionales habilitados a la exportación, la delegación rusa verificó su capacidad de producción y de cumplimiento de la normativa boliviana y de los requisitos de Rusia y de la Unión Económica Euroasiática.