Escucha esta nota aquí

Cada vez más se tratan temas laborales a través de aplicaciones, especialmente WhatsApp, no solo es la preferida para comunicarse con los amigos sino también con los colegas. Según expertos, su utilización excesiva puede traer más perjuicios que beneficios, de ahí que la tendencia es limitarla en temas laborales.

“Lamentablemente hay un uso exagerado de los celulares, por las redes sociales y los grupos de WhatsApp, que muchas veces distraen al trabajador y acarrea errores en la organización”, expresa la profesional en recursos humanos, América Paz.

Considera que en lo posible no se debe utilizar el móvil, salvo personal que tiene relacionamiento permanente con el cliente, para lo cual se destinan celulares corporativos.

En todo caso lo más aconsejable dentro de cada organización no es tanto prohibir sino limitar el uso, y asignar un tiempo de descanso para que puedan revisar sus teléfonos, indica Paz.

Si bien el WhatsApp puede distraer las tareas laborales de algunos, para otros puede implicar seguir trabajando fuera de horario. Esa otra cara de la moneda se presenta, por ejemplo, en Chile donde la Cámara de Diputados aprobó un proyecto de ley que busca la desconexión digital fuera del horario laboral de los funcionarios públicos y del sector privado.

De acuerdo a Eduardo Durán, integrante de la Comisión de Trabajo de la Cámara, la iniciativa “busca garantizar el respeto a los tiempos de descanso, licencias médicas, permisos y vacaciones, así como de la intimidad personal y familiar”, registra el portal de un medio internacional.

También, la Contraloría de dicho país ha dejado claro que WhatsApp no es un medio oficial para que los jefes de servicios públicos impartan instrucciones a los funcionarios en sus teléfonos particulares.

Muchos clientes después de la mala experiencia lo han prohibido, y es que WhatsApp puede crear confusión en la comunicación, la buena práctica dice que lo mejor es la comunicación directa, destaca el psicólogo organizacional, Juan Domingo Fabbri.

“En el tema laboral es más una dificultad que una ayuda porque se presta mucho a mala interpretación. Al ser tan instantáneo exige una respuesta instantánea, y muchas veces los temas delicados requieren tiempo para responder”, apunta.

En Bolivia, el 67,5% de la población, de 14 años o más, es internauta. De estos un 94% usa la red social Facebook, hasta el 91% WhatsApp, un 40% YouTube y el 17% twitter, de acuerdo a la última Encuesta Nacional de Opinión sobre Tecnologías de Información y Comunicación (2017), presentada por la Agencia de Gobierno Electrónico y Tecnologías de Información y Comunicación.

Tags

Comentarios