Escucha esta nota aquí

Wilfredo Rojo fue posesionado como Ministro de Primera de la Embajada de Bolivia en Brasil, con la responsabilidad de promover al sector empresarial e incrementar las inversiones en el país. Dicha posición depende del Ministerio de Relaciones Exteriores.

La noticia fue expuesta por el propio Rojo vía Twitter, un mes después de haber renunciado al cargo de ministro de Desarrollo Productivo y Economía Plural

"Brasil es el principal cliente comercial de Bolivia. Seguiré promoviendo al sector empresarial, tratando de generar inversiones para el país", expuso Rojo a través de la red social.

El ejecutivo tienen una amplia experiencia ligada al sector empresarial. Fue presidente de la Cámara de Exportadores de Santa Cruz (Cadex) y vicepresidente de la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo de Santa Cruz (Cainco), así como titular de la Cámara Nacional de Exportadores de Bolivia (Caneb).

"Felicidades mi estimado Encargado de Negocios Wilfredo Rojo. Sabemos que representará a Bolivia muy dignamente y su gestión en Brasil será muy favorable para los intereses del país", escribió la canciller Karen Longaric en respuesta al mensaje de Rojo en Twitter.

Relación con Brasil

Actualmente, Brasil es el principal socio comercial de Bolivia con poco más de $us 3.000 millones de intercambio global en 2019. Es el primer mercado para las exportaciones del país, aunque el 95% de los cerca de $us 1.500 millones que se vendió al Brasil el pasado año, se resumió en el gas natural.

Así lo expone el gerente del Instituto Boliviano de Comercio Exterior, Gary Rodríguez. El restante 5% se reparte entre otros 68 bienes. A diferencia de ello, más de 3.400 productos brasileños ingresan al país cada año sin pagar aranceles al amparo del Acuerdo de Libre Comercio (ACE 36) suscrito con el Mercosur. 


"Contar en la Embajada de Bolivia en Brasil con una persona que conoce al sector exportador, como Wilfredo Rojo, podría ayudar a resolver tales trabas para vender bienes con valor agregado (medicinas, productos de metalmecánica, baterías, etc.) e incluso alimentos, y avanzar a una relación comercial menos desequilibrada", expresó.

Además, Rodríguez resaltó que , con un fortalecimiento de la relación bilateral, Brasil debería llegar a ser para Bolivia lo que EEUU significa para México: una complementación económica y comercial que genere empleos e ingresos en el país, en función de ese mercado