Escucha esta nota aquí

Después de que comunidades del pueblo Weenhayek y Tapiete, adyacentes al campamento del pozo Los Monos-X13D, acusarán a la empresa YPFB Chaco de atentar contra la salud de sus habitantes e incumplir protocolos de bioseguridad, luego de que 53 trabajadores dieran positivo a Covid-19, la subsidaria de YPFB Corporación salió al paso para aclarar que el personal contagiado se encentra aislado en el campamento de la empresa Servipetrol.

En un comunicado, YPFB Chaco S.A. informó que, en el marco del reinicio de actividades del proyecto de construcción del camino y planchada del pozo Los Monos-X13D y en cumplimiento al plan de bioseguridad de la empresa Servipetrol, se realizaron pruebas rápidas a todo el personal. Aclaran que una vez confirmado el resultado de los exámenes a 57 trabajadores, el 6 del presente mes se procedió al aislamiento de todo el personal.

Dieron cuenta que el 10 de julio se tomaron las muestras para PCR-RT, a través de un laboratorio privado certificado por el Ministerio de Salud, y el 14 de julio fueron recibidos los resultados, confirmando casos positivos a Covid-19, se procedió al encapsulamiento de 53 trabajadores en el campamento de la empresa Servipetrol, en áreas acondicionadas para esta finalidad.

YPFB Chaco explica que todas estas acciones desarrolladas fueron comunicadas y reportadas al ente de salud local (COEM, Red de Salud y Servicio Departamental de Salud). En cumplimiento a lo que establece el artículo N° 2 de la Resolución 11/2020, en sus puntos 1, 2 y 3 y al Plan de Bioseguridad y protocolos presentados al COEM de Villa Montes, refieren que se continúa con el encapsulamiento del personal del proyecto Los Monos-X13D y que una vez concluya el periodo de cuarentena y se descarten los casos positivos se evaluará el retorno del personal a las actividades del proyecto.

En el ámbito sanitario, la empresa puntualiza que los 53 trabajadores que dieron positivo se encuentran en buenas condiciones de salud y asintomáticos, cumpliendo aislamiento en una zona habilitada de manera exclusiva del campamento del proyecto y separada del resto del personal, de acuerdo a normas y protocolos de bioseguridad, además del acompañamiento y monitoreo de tres médicos permanentes y sin tener contacto físico con la población de Villa Montes. 

“YPFB Chaco ratifica su compromiso de extremar todas las medidas de bioseguridad para minimizar los posibles contagios en sus operaciones, poniendo como prioridad la salud y la vida de sus trabajadores y de la población en general”, concluye el comunicado.

En las últimas horas, el presidente de la Asamblea del Pueblo Guaraní (APG), Justino Zambrana, acusó a las empresas petroleras que operan en los territorios de Itika Guasu, Alto Parapetí e Ipaguasu de atentar contra la salud y la vida de familias guaraníes por no implementar un sistema de bioseguridad para evitar contagios de Covid-19.

En la misma línea, la representante de la Coordinadora Nacional de Defensa de los Territorios y Áreas Protegidas (Contiocap), Jenny Noguera, dijo que existe temor en las comunidades indígenas por contagiarse al Covid-19 debido a que YPFB Chaco, en la práctica, no cumplen con las medidas de bioseguridad.