Escucha esta nota aquí

Tal fue la paliza que sufrió Manny Pacquiao en su última pelea, el fin de semana, que no puede comer por sus propios medios y tiene que ser asistido por su esposa para poder alimentarse, según un video publicado en las redes sociales.

Jinkee, esposa del boxeador, cuida y alimenta al ídolo filipino que al momento de la grabación de ese video tiene los ojos inflamados y prácticamente cerrados.

Pacquiao, de 42 años, perdió por decisión unánime la madrugada del domingo frente a Yordenis Ugás, en La Vegas, donde el cubano retuvo su corona de peso welter de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

Esta pelea parece haber sido la última en la carrera profesional de Pacquiao, que dejó entrever esa posibilidad, aunque no está confirmado su retiro de los cuadriláteros.


Comentarios