Escucha esta nota aquí

Un niño de Alabama, que pesó menos de medio kilo al nacer después de que su madre se pusiera de parto con solo 21 semanas y un día de gestación, ha sido certificado como el bebé más prematuro del mundo en sobrevivir.

Guinness World Records(Libro Guinness de los récords) y el Hospital de la UAB anunciaron este miércoles que Curtis Means, que solo pesó 420 gramos al nacer, estableció el nuevo récord. Nacido 132 días antes el 5 de julio de 2020 con un gemelo que no sobrevivió, Curtis está ahora sano y tiene 16 meses.

Prácticamente ninguna posibilidad de sobrevivir

El doctor Brian Sims, que fue el médico que lo atendió, dijo que las estadísticas muestran que los niños que nacen tan jóvenes no tienen prácticamente ninguna posibilidad de sobrevivir, pero Curtis venció las probabilidades.

"Normalmente aconsejamos una atención compasiva en situaciones de nacimientos tan extremadamente prematuros", dijo Sims en un comunicado de la Universidad de Alabama en Birmingham, que gestiona el hospital. "Esto permite a los padres sostener a sus bebés y apreciar el poco tiempo que puedan tener juntos".


En cambio, Curtis se fue haciendo más fuerte y recibió el alta tras 275 días en el hospital. Necesitó ayuda de los terapeutas para empezar a usar la boca y comer.

"Poder llevar por fin a Curtis a casa y sorprender a mis hijos mayores con su hermano pequeño es un momento que siempre recordaré", dijo en un comunicado la madre Michelle Butler, de la zona rural de Eutaw (Alabama).

"Ya que no hay nadie como él"

Se considera que un feto llega a término a las 40 semanas, pero Butler se puso de parto tras llevar gemelos poco más de la mitad de ese tiempo. Fue trasladada al Hospital UAB, que cuenta con una unidad regional de cuidados intensivos neonatales, donde dio a luz a Curtis y C'Asya.

C'Asya murió un día después, pero Curtis pudo salir del respirador a los tres meses. Tras meses de cuidados continuos, volvió a casa en abril.

Aunque Curtis sigue necesitando una sonda de alimentación y oxígeno suplementario por ser tan prematuro, Sims dice que goza de buena salud teniendo en cuenta lo temprano que nació.

"No sabemos qué le deparará el futuro a Curtis, ya que no hay nadie como él", dijo Sims. "Empezó a escribir su propia historia el día que nació. Esa historia será leída y estudiada por muchos y, con suerte, ayudará a mejorar el cuidado de los bebés prematuros en todo el mundo."

Guinness dijo que Curtis batió por un día el récord anterior, que se mantuvo durante sólo un mes. Richard Hutchinson, de Wisconsin, nació con una edad gestacional de 21 semanas y 2 días en junio de 2020.

Comentarios