Escucha esta nota aquí

Fuertes inundaciones obligaron este viernes a cerrar las escuelas y gran parte de los servicios públicos en Atenas, tras causar daños importantes en todo el país y la muerte de un pastor en una isla del sureste.

La segunda tormenta que abate a Grecia en una semana golpeó con fuerza la zona metropolitana de Atenas, las islas Jónicas y la península Calcídica este jueves.

El servicio de bomberos indicó que recibió más de 1.400 llamadas de ayuda por incidentes relacionados con las inundaciones, de los cuales cerca de 500 se registraron en la isla de Corfu. En Atenas, las autoridades también ordenaron el cierre de las principales vías de la ciudad.

El cuerpo de un pastor de avanzada edad, desaparecido desde este jueves en la isla de Eubea, fue hallado en un torrente después de que su vehículo fuera arrastrado, anunciaron los bomberos.

En la isla de Ítaca, los embarcaderos del puerto de Vathi tuvieron que ser demolidos rápidamente para dejar pasar el agua.

Además, los sensores del observatorio de Atenas cometieron un error el jueves, lo que desencadenó una falsa alarma de un terremoto de magnitud 5 cerca de la isla de Naxos, en el mar Egeo.

Comentarios