Escucha esta nota aquí

China pretende enviar una misión tripulada a Marte en 2033, estableciendo un claro calendario en el ambicioso esfuerzo de Pekín por enfrentarse a Washington como superpotencia en el espacio.

Pekín quiere enviar astronautas al planeta rojo en cinco misiones entre 2033 y 2043, dijo Wang Xiaojun, director de la Academia China de Tecnología de Vehículos de Lanzamiento, una de las empresas aeroespaciales estatales del país, en declaraciones publicadas por los medios de comunicación estatales chinos.

El anuncio del ambicioso plan llega después de que China aterrizara un rover robótico en Marte a mediados de mayo en su misión inaugural al planeta.

Lanzamientos con tripulación a Marte en 2033, 2035, 2037 y 2041

Los lanzamientos con tripulación a Marte están previstos para 2033, 2035, 2037, 2041 y más allá, según Wang, en una conferencia sobre exploración espacial celebrada en Rusia por videoconferencia.

Antes de que comiencen las misiones con tripulación, China enviará robots a Marte para estudiar los posibles emplazamientos de la base y para construir sistemas de extracción de recursos allí, informó el miércoles el diario oficial China Space News, citando a Wang.

Utilizar los recursos de Marte para poder habitarla

Para que los humanos puedan habitar Marte, las tripulaciones tendrían que ser capaces de utilizar los recursos del planeta, como extraer el agua que haya bajo su superficie, generar oxígeno in situ y producir electricidad.

China también debe desarrollar una tecnología para transportar a los astronautas de vuelta a la TierraPara finales de 2030 se espera una misión de ida y vuelta sin tripulación para obtener muestras del suelo del planeta.

La NASA prepara su propio viaje tripulado

La agencia espacial estadounidense NASA ha estado desarrollando tecnología para llevar una tripulación a Marte y volver en algún momento de la década de 2030.

El plan chino para Marte prevé flotas de naves espaciales que se desplacen entre la Tierra y Marte y un importante desarrollo de sus recursos, dijo Wang.

Para acortar el tiempo de viaje, las naves espaciales tendrían que aprovechar la energía liberada por las reacciones nucleares en forma de calor y electricidad, además de los propulsores químicos tradicionales, dijo Wang.

China tendría que realizar viajes de ida y vuelta con un tiempo de vuelo total de "unos cientos de días", dijo.

China: base en el polo sur de la Luna

China también planea establecer una base en el polo sur de la Luna y está desplegando expediciones robóticas a asteroides y Júpiter en torno a 2030.

La semana pasada, China envió a tres astronautas a una estación espacial inacabada en su primera misión con tripulación desde 2016, ampliando su creciente presencia cerca de la Tierra y desafiando el liderazgo de Estados Unidos en el espacio orbital.

Comentarios