Escucha esta nota aquí

Un equipo internacional de investigadores ha descubierto en Colombia los restos fósiles de un nuevo reptil marino que tiene un intrigante parecido a los peces espada modernos, según publica la revista especializada Journal of Systematic Palaeontology.

Los restos fósiles descubiertos, entre los que destaca el cráneo de un metro de largo en excelente estado, corresponden al de un ictiosaurio, una especie extinta de saurópsidos ictiopterigios que habitó la Tierra hace al menos 130 millones de años.

El espécimen descubierto en Villa de Leyva -centro- ha recibido el nombre de Kyhytysuka, que en la lengua Muisca, propia de indígenas de la región centro de Colombia, significa "el que corta con algo afilado".

Dientes para atrapar presas más grandes

A diferencia de los ejemplares antes descubiertos, este nuevo ictiosaurio tiene dientes más grandes, lo que indica que habría podido comer presas de mayor envergadura.

"Este animal desarrolló una dentición única que le permitió comer presas grandes", dijo Hans Larsson, director del Museo Redpath de la Universidad McGill.

"Esta nueva especie modificó el tamaño y el espaciamiento de sus dientes para construir un arsenal de dientes que desgarran presas grandes, como ocurre en peces grandes y otros reptiles marinos", agregó.

Un hallazgo que ayuda a entender la evolución

El descubrimiento de Kyhytysuka podría ayudar a entender mejor la evolución de este animal marino. Según los expertos, esta especie proviene de un importante período de transición durante el período Cretácico Inferior, un momento donde la Tierra salía de un periodo relativamente frío y donde el nivel del agua estaba en aumento.

"Muchos ecosistemas marinos clásicos del Jurásico de ictiosaurios que se alimentan de aguas profundas, plesiosaurios de cuello corto y cocodrilos adaptados al mar fueron sucedidos por nuevos linajes de plesiosaurios de cuello largo, tortugas marinas, grandes lagartos marinos llamados mosasaurios, y ahora este monstruo ictiosaurio", concluyó Dirley Cortés, coautora de la investigación.


Comentarios