Escucha esta nota aquí

La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) condenó a Argentina por la detención "ilegal, arbitraria, discriminatoria" de José Delfín Acosta, un afrodescendiente de nacionalidad uruguaya que murió bajo custodia policial, informó este miércoles (14.10.2020) el tribunal.

La CorteIDH dijo en un comunicado que Argentina reconoció su responsabilidad en el caso de violación de los derechos a la vida, integridad personal, libertad y no discriminación de Acosta, quien fue detenido la madrugada del 5 de abril de 1996 al salir de una discoteca en Buenos Aires por encontrarse "en completo estado de ebriedad", según explicó la policía. Estando detenido, Acosta fue golpeado al punto que los agentes debieron llamar una ambulancia, pero murió camino al hospital.

El tribunal señaló que la detención de Acosta "se debió, en realidad, a la aplicación de perfiles raciales por parte de la policía, por lo que consideró su accionar discriminatorio y, por consiguiente, arbitrario". El Estado argentino aceptó su responsabilidad en los hechos que llevaron a la muerte de Acosta, en una audiencia.

La CorteIDH con sede en San José, Costa Rica, ordenó a Argentina, como medida de reparación, capacitar a las fuerzas policiales sobre el carácter discriminatorio de los estereotipos de raza, nacionalidad y etnicidad. También ordenó aplicar medidas que permitan registrar las detenciones arbitrarias basadas en perfiles raciales, en especial cuando son contra personas afrodescendientes.

ama (afp, efe)