Escucha esta nota aquí

La Corte Interamericana de Derechos Humanos responsabilizó a Venezuela por la muerte de siete reclusos durante una operación militar en una prisión en 2003, y ordenó reparaciones a los deudos, según una sentencia divulgada este jueves.

Para la CorteIDH, "las muertes ocasionadas durante el operativo del 10 de noviembre de 2003" en la cárcel de Vista Hermosa, estado Bolívar, "al ser consecuencia del empleo de la fuerza excesiva y desproporcionada, configuraron privaciones arbitrarias de la vida".

La operación estuvo a cargo de la Guardia Nacional, y otras 27 personas resultaron lesionadas.

Sobre los heridos, el Tribunal concluyó que "el uso de la fuerza empleada en su contra, al no haber sido estrictamente necesario por el propio comportamiento de los internos, constituyó una violación del derecho a la integridad personal".

En la resolución se explica que Venezuela "reconoció su responsabilidad por la violación a los derechos humanos en este caso", y admitió que las muertes "perfectamente encuadran en ejecuciones extralegales, arbitrarias o sumarias".

El Estado venezolano "se comprometió a cumplir con las reparaciones" que dispondrá la Corte.

Esta sentencia se divulga una semana después de que este tribunal también condenara a Venezuela por la muerte de cinco jóvenes en un incendio en un centro de detención en 2005.

gs (afp, efe)

Comentarios